Estudio de ingeniería de embalse Zapallar se iniciará el 2do semestre

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:15 PM 2016-06-03

MOP confirmó que adjudicó contrato y que la licitación del proyecto se realizará en 2017

Obra permitirá dar seguridad de riego a 10 mil hectáreas de San Ignacio y El Carmen

El seremi de Obras Públicas, René Carvajal, confirmó que los estudios de ingeniería del embalse Zapallar, lo que considera el diseño y la actualización del estudio de impacto ambiental, fueron adjudicados, por lo que debieran comenzar en el segundo semestre del presente año.

Carvajal añadió que el estudio agroeconómico se encuentra en fase final.

Según precisó el MOP, la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), a cargo del proyecto, debe actualizar la ingeniería de detalle, incluyendo la variable hidroeléctrica y la red de canales, así como también complementar el estudio de impacto ambiental, que data de 2001, puesto que el proyecto original ha sufrido algunas modificaciones, de hecho, ya no se contempla un área de riego de 20 mil hectáreas, sino que de 10 mil, con 85% de seguridad de riego.

Este proyecto es una obra pendiente del proyecto Laja-Diguillín, que benefiará a unos mil regantes de las zonas altas de San Ignacio y El Carmen, que hoy reciben aguas del Diguillín, pero no en la cantidad  suficiente. Son los llamados “blancos”.

Se ubicará en la angostura del valle del río Diguillín, 12 kilómetros aguas abajo de la confluencia con el río Renegado, en el sector Zapallar, comuna de Pinto, y tendrá una capacidad de almacenamiento de 80 millones de metros cúbicos de agua.

Allí se proyecta un embalse tipo CFRD (presas de rellenos con pantalla hormigón); que contempla un muro de una altura de 75 metros, por 390 metros de extensión, con una superficie de inundación de 328 hectáreas. Por ello, para su construcción se requiere expropiar una extensión de 434 hectáreas.

Las obras representarán una inversión de unos $80 mil millones, que serán financiados directamente por el Estado, pues no se considera la opción de la concesión, y debieran licitarse en 2017, donde no se descarta la generación hidroeléctrica.

“El embalse Zapallar se ha transformado en un proyecto prioritario para nuestro Gobierno, el que ha sido esperado largamente y hoy estamos trabajando para poder concretarlo, para  de esta manera apoyar una de las áreas fundamentales de desarrollo de nuestra región”, sostuvo el seremi.

“Las modificaciones que ha tenido el proyecto han determinado que con seguridad esta iniciativa beneficiará a 10 mil hectáreas con riego, asegurándolo en un 85%, principalmente en las comunas de San Ignacio y El Carmen. Además se identifican otros beneficios, como control de crecidas y posible generación de electricidad, complementando a su vez el sistema Laga Diguillín”, explicó Carvajal.

Pero uno de los beneficios más importantes será el impacto que esta obra tendrá en la agricultura de la zona, factibilizando la conversión de algunos cultivos tradicionales de baja rentabilidad por otros más rentables orientados a la exportación y que requieren de seguridad de riego, como los hortofrutícolas.

Comentarios