Fichaje de Parra en Cobreloa se entrampa

Por: Rodrigo Oses Fotografía: www.soycalama.cl 2016-06-03

En una teleserie de final incierto se transformó el potencial fichaje del ex volante de Ñublense Pablo Parra en Cobreloa.

Resulta que el jugador de 22 años fue presentado el jueves en Calama como uno de los flamantes refuerzos del club, pero la firma de su contrato quedó “congelada” luego que no quedara claro el pago de los derechos de formación al cuadro ñublensino, su club de origen.

Esto porque la dirigencia loína le aclaró desde un comienzo al representante de Parra (Fernando Felicevich o un intermediario del afamado empresario), que no tenían recursos para cancelar los derechos de formación.

Según el artículo 152 del Código del Trabajo que se incorporó por la Ley 20.178, se dispone que “cuando un deportista celebra su primer contrato en calidad de deportista profesional, con una entidad deportiva distinta a la o las participantes en su formación o educación, aquella deberá pagar a estas últimas una indemnización en razón de la labor formativa realizada de acuerdo a las normas fijadas por la entidad superior”.

Por tratarse de la normativa incluye que “este valor será de 30 mil dólares por cada año en el que el jugador hubiese estado inscrito en los Registros de la ANFP, a partir de la temporada en que el jugador hubiese cumplido los 12 años y hasta la edad de 23 años, por el entrenamiento efectuado hasta los 21 años de edad”.

No vamos a pagar
En Calama, el dirigente de Cobreloa, Walter Aguilera, confirma que esperan llegar a un acuerdo con Ñublense porque no tienen recursos para cancelar los derechos de formación y que de ser obligados, devolverán el jugador a Chillán.  “Le dijimos al representante de Pablo que por ningún motivo podíamos pagar los derechos de formación porque no tenemos recursos,  y si era así no podríamos contar con él y nos dijo que solucionaría el tema en beneficio del jugador y Cobreloa”, asegura.

“Extraoficialmente ya recibimos el monto que se debe pagar, no es la cifra ventilada de 164 millones, es mucho menos, vamos a conversar para solucionar el problema, pero si es la cifra inicial y no hay voluntad de Ñublense, el jugador tendría que partir. Pablo no ha firmado contrato con el club, ese tema lo veremos en la tarde, quedó en espera hasta que se defina cuál será su situación”, sentenció el dirigente de Cobreloa.

Mientras Parra no contestó su celular, el técnico de los loínos, ex DT de Ñublense, Carlos Rojas, espera que la problemática legal se solucione.

“No  voy a ensuciar mi carrera en este tema legal porque yo tengo buena relación con Ñublense,  entonces ahí habría que llegar a un acuerdo. Lo que se habla es mucha plata, y acá no hay recursos,  vamos a ver qué hacemos”, reflexiona el “Chifi” desde Calama. 

Fuentes de Ñublense están dispuestas a negociar el monto y forma de pago, pero con el representante, pues asumen que Cobreloa no está en condiciones de cancelar los derechos de formación. El club necesita esos ingresos para amortiguar el desangramiento financiero que le significará pagar 186 millones de pesos tras perder la demanda por despido injustificado. Si no hay acuerdo el lunes, Parra tendrá que volver a Ñublense y ver frustrado su paso a Cobreloa.

Comentarios