La historia del fanático chillanejo más joven de “La Ley”

Por: Carolina Marcos Fotografía: Felipe Astete 10:00 PM 2016-06-01

A sus cortos años, el talentoso futuro artista busca incansablemente su veta entre el canto, el baile y la música, apoyado por sus padres

El pasado 21 de mayo el pequeño Agustín Astete, de seis años, se levantó temprano y pidió a sus padres vestirlo con su chaqueta de cuero, sus zapatillas de caña alta y la muñequera que suele usar cuando canta. Toda la familia emprendió viaje a Concepción, ya que a las 17.00 horas de ese día  Agustín podría recibir a su grupo favorito, “La Ley”, que aterrizaría para desarrollar un concierto en Espacio Marina. 

“Agustín había estado subiendo videos de él con temas de La Ley hace tiempo. Los conoció en febrero, cuando lo llevé al Festival Viva Dichato para que los viera, porque a mí me gustaban. Desde ese día no dejó de seguirlos, cantar sus canciones y enviar sus videos a las fan page del grupo. Así luego de un tiempo nos contactaron con la idea de que Agustín pudiera estar con ellos en su viaje a Concepción y nosotros viajamos igualmente con ese objetivo. Habíamos comprado las entradas, sin saber lo que pasaría después”, cuenta Felipe, su orgulloso papá. 

Beto Cuevas, al conocer a Agustín, lo dejó invitado a la prueba de sonido, y en la misma le hizo una invitación difícil de rechazar. “Le dijo que lo invitaba al concierto y al escenario para cantar con él el tema ‘Fotofobia’. Ahí quedamos felices porque Agustín estaba cumpliendo su sueño de conocer a la banda y poder hacer lo que más le gusta, que es cantar”, recuerda Felipe. 

Lo que pasó en la noche durante el concierto fue sencillamente increíble. Agustín no solo demostró en el escenario sus dotes de cantante, sino que también un desplante y manejo difícil de encontrar en un niño de su edad. 

Los videos que Agustín grabó y subió a las redes sociales le permitieron acercarse a su banda favorita. Beto Cuevas en persona lo felicitó por su talento y lo invitó a no abandonar sus sueños. “Le habló harto y a nosotros también para que lo apoyemos. Nosotros estamos en ese pie ahora, de apoyarlo. En su colegio también, puesto que a través de las redes sociales del Colegio Concepción de Chillán (en donde cursa el primer año C), pudieron ver las fotos y el video que está circulando de la presentación. Claro que sus compañeros no conocen mucho a la banda por un tema generacional, pero sí los profesores que le hacen clases”, dice Felipe entre risas. 

Al cabo de unos días, “La Ley” siguió la gira con un concierto en Talca, donde Agustín fue nuevamente invitado por el grupo, aunque esta vez sin la gracia de subir al escenario. 

Talento prematuro
“Agustín empezó a cantar por las de él. Ninguno de nosotros es artista”, asegura su padre, quien agrega que cada día el pequeño llega del colegio y pasa directamente a su habitación en donde canta y ensaya temas apoyado de su micrófono y otros equipos ad hoc. “Él siempre ha tenido este talento. En el 2014 participó del casting de Pequeños Gigantes de Chilevisión y en ese tiempo era fanático de Michael Jackson. Después de eso, estuvo en clases de guitarra y también de baile, pero yo diría que él es más autodidacta que otra cosa. Ese mismo año, lo invitaron a abrir una muestra nacional de danza en la Casa del Deporte y lo hizo con Michael Jackson. Nosotros creemos que está buscando su veta y nosotros estamos apoyándolo con todo”, afirma.

Comentarios