Varas profundiza sus deseos de partir tras arribo de Abraham

Por: Camilo Díaz Fotografía: F. Villa 10:10 PM 2016-05-31

En un escenario de quienes llegan y se van de Ñublense, Sebastián Varas, quien matiene un vínculo contractual con el club por un año más, en reiteradas ocasiones ha manifestado sus ganas de emigrar del elenco rojo, tras haber cumplido un ciclo y no alcanzar el objetivo trazado del ascenso el último campeonato.

“Uno de repente cumple su momento. Si me quedé en Primera B era para subir y no lo conseguí. Yo era el capitán del buque como se dice y uno tiene que dar el paso al lado y darle cabida a otras generaciones que vienen con ganas, con fuerzas que es lo que pasará ahora”, dijo el goleador rojo, agregando que por ahora está a la espera de que el club llegue algún acuerdo con el equipo para emigrar, “agradeciendo siempre el cariño que me ha dado esta institución, porque desde que llegué acá mi carrera ha ido en alza, así que espero que si llego a otro equipo pueda seguir de la misma manera”, dijo con sentidas palabras “Tatán” Varas.

El formado en Everton es claro en que quiere tomar otros rumbos, que en específico apuntan a volver a jugar en Primera A. En rigor son dos los clubes que aún conversan con la dirigencia roja por el futuro del viñamarino, uno del norte y otro de la zona centro.

En caso de que las negociaciones nos prosperen, Varas fue enfático en que ello es difícil que se dé, pero no obstante si prolonga su estadía, mantendrá el profesionalismo y se la jugará aún más por que el club vuelva la serie de honor.

“Es difícil que me quede por los motivos que yo les planteé a los dirigentes y ellos también me prometieron algo a mí cuando yo me quedé. Pero si por A, B o C motivo llegara a quedarme, seré el mismo de siempre, con las mismas ganas, con la misma lucha que me caracteriza”, precisó el ariete.

Factor Abraham
El retorno de Pablo Abraham a la banca roja, potencia aún más la inminente partida de Varas, pues bajo su mando, el argentino lo relegó a la banca.

“Con Pablo nunca tuvimos un problema grave. No compartíamos los mismos pensamientos, es sabido que jugué muy poco con él. Trabaja muy bien, es muy intenso, de su trabajo, yo no puedo decir nada porque es muy profesional en todo sentido (...) Pero con él relación no tengo, nunca más lo saludé cuando se fue de acá, incluso cuando jugamos en contra. Uno siempre deja amistades con los técnicos, como fue el caso del “Nano” (Díaz), el “Hueso” (Basay), el profe Carlos (Rojas), pero con él no. Ahora claro, me tengo que poner a disposición de él, como nuevo técnico. Uno no es rencoroso, pero se acuerda de ciertas cosas que pasaron cuando él estuvo acá”, sentenció.

Comentarios