Nueva política forestal requiere reformar la institucionalidad

Por: José Luis Montes 08:30 AM 2016-05-31

El 14º Trawü Forestal, que reunió en Confluencia, a fines de abril, a lo más representativo de la institucionalidad forestal con la pyme maderera y la industria forestal, fue un buen apronte para lo que una semana después seria el lanzamiento de la Política Forestal Chilena 2015-2035 por el ministro de Agricultura, Carlos Furche, en Santiago.


Allí se analizaron los temas básicos de la propuesta, partiendo por la necesidad de establecer una política acorde con la importancia estratégica del sector, dotada de recursos financieros, capacidad profesional y operativa. Esto implica reestructurar la Corporación Nacional Forestal (Conaf), tema donde resulta inquietante la demora del Legislativo.


El debate va a cumplir ya una década y falta una decisión del Parlamento, lo que preocupa al sector de la Pyme Forestal, como lo señaló el propietario  del vivero ñublensino Agromen, y promotor del Trawü Forestal, José Manuel Contreras, quien además lamentó la decisión del Parlamento de no prorrogar el DL 701 de Fomento Forestal, lo que tiene al país con las más bajas tasas de forestación de los últimos tiempos.


Lo importante es que ya se cuenta con un instrumento guía que es la Política Forestal, resultado de un año y medio de trabajo en el que participó un total de 180 especialistas, profesionales, ejecutivos e instituciones y organismos representativos del sector forestal chileno.


El trabajo se divide en 4 grandes áreas. Parte con Desafíos del Sector, donde se hacen 14 planteamientos, desde el tema de institucionalidad, investigación y fomento con énfasis en los pequeños y medianos productores, bosque nativo y sustentabilidad, hasta aspectos laborales que incluso hablan de elevar los niveles de sindicalización de los trabajadores del sector. 


Sigue con un capítulo de Visión del Sector Forestal, con 26 instancias proyectadas al futuro, que luego se complementan con Objetivos y Metas en cuatro áreas (Institucionalidad, Productividad y Crecimiento Económico, Inclusión y Equidad Social y Protección y Restauración del Patrimonio Forestal.


En ese capítulo señalado se plantean metas de 4 años (al 2020) de 10 años (al 2025) y generales (al 2035). En los planes a 4 años destaca el funcionamiento a cabalidad del Servicio Forestal (que reemplazaría a Conaf). También en este plazo se plantea que el país disponga de un Instituto de Investigación Forestal (que reemplazaría a Infor) que deberá asumir también las funciones de desarrollo tecnológico e innovación a largo plazo, considerando recursos humanos, financieros y capacidades operacionales.


Ahora la esperanza del sector es que habiendo un consenso sobre las políticas públicas que requiere y que incluye a entidades ambientalistas como World Wildlife Fund, Fundación Terram, al Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile, a los trabajadores forestales, universidades, a la pequeña y gran industria, el Parlamento actúe en consecuencia y facilite su aplicación.


El documento completo Política Forestal Chilena 2015-2035, se encuentra disponible en formato PDF, en www.conaf.cl 

Comentarios