A pesar de los precios viñateros celebraron su trabajo asociativo

Por: José Luis Montes 09:50 PM 2016-05-30

Con un festejo al que fueron invitadas las autoridades regionales del Ministerio de Agricultura, los viñateros de la cooperativa Coovicen de Cerro Negro, Quillón,  hicieron el cierre de la temporada de la vendimia 2016 con una mirada distinta, producto de su exitosa experiencia asociativa y con proyecciones para, en 2017, tener su propia marca y comercializar vino en lugar de uva.

El dirigente y cogestor de la iniciativa comunitaria y anfitrión del festejo, Juan Carlos Lagos, comentó que esta temporada, con la puesta en marcha de centros de acopio  asociativos, se dio un paso importante en el camino que se están dando los productores en un trabajo público-privado.

El presidente de Coovicen, Eduardo Carrasco, destacó la transparencia en el precio de la uva en comparación con los años anteriores: “El gran logro de nosotros fue transparentar los precios, obligamos a los demás a pagar lo que pagan las empresas, ellas dan un margen a los intermediarios para trabajar, pero tampoco exigen que paguen lo que ellos entregan, y este año, con la cooperativa interviniendo en el mercado, el precio fue lo que había que pagar”.

Sobre lo que viene ahora para esta cooperativa en expansión, que ya cuenta con 40 socios, Carrasco comentó:  “Nuestra expectativa es seguir creciendo. En el próximo año atraer más gente, para que esta cooperativa siga creciendo, y pensamos llegar también a un Centro de Vinificación, apoyados por las entidades estatales, porque el Gobierno nos ha apoyado mucho, no tenemos nada que quejarnos que no hemos tenido apoyo, el Gobierno nos ha apoyado bastante”.

En la oportunidad el seremi de Agricultura, Rodrigo García, encabezó todo el trabajo de la Mesa del Vino que sesionó durante la temporada 2015-16, donde se fraguó esta idea de trabajo asociativo que plantearon los mismos viñateros y que benefició directamente 320 productores del Valle del Itata, de las comunas de Quillón, Coelemu, Portezuelo y San Nicolás. García felicitó a los productores que en conjunto acopiaron seis millones de kilos de uva sin intermediarios. “Dieron un primer paso importante en la asociatividad, comercializaron más de 2,6 millones de kilos (en el caso de Coovicen)  y eso demuestra que los pequeños productores tuvieron confianza en su organización, estoy muy contento”, dijo.

También asistió a la celebración el  director regional de Indap, Andrés Castillo, que tuvo a su cargo el financiamiento y apoyo a la gestión de los centros de acopio, quien felicitó a los integrantes de la cooperativa de Quillón y reiteró el compromiso de toda la institucionalidad para el desarrollo del Valle del Itata, donde hay un esfuerzo que se expresa en la declaración de “Zona de Rezago”. 

En cuanto al horizonte de los viñateros, mencionó que la secuencia que están planteando los productores es el próximo año vinificar en forma asociativa y “más temprano que tarde vamos a estar exportando vinos de los pequeños agricultores del Valle del Itata”.

Comentarios