No descartan que aumente actividad del volcán Chillán

Por: 03:55 PM 2016-05-27

Una reunión para abordar la situación del riesgo del Complejo Volcánico Nevados de Chillán en temporada invernal se desarrolló esta mañana en dependencias de la Gobernación de Ñuble, con participación de los servicios vinculados al COE Provincial y municipios de la zona cordillerana.

En la oportunidad se presentó la actualización del plan de emergencia y el mapa de riesgo volcánico con las observaciones realizadas por Sernageomin, considerando los elementos que se suman en el marco de la llegada de la temporada invernal.

“Tiene que ver con la misma coordinación que hemos venido desarrollando a partir del día en el cual se instala la alerta amarilla por la actividad del Volcán Chillán, y en ese sentido hemos trabajado de manera coordinada, actualizando la información”, indicó la Gobernadora Lorena Vera, quien encabezó esta reunión.

La Directora Regional de Onemi en Biobío, Gilda Grandón, señaló que el estado de alerta amarilla del Volcán Chillán se mantiene, siendo una situación que se podría extender por mucho tiempo o evolucionar a un estado de mayor actividad, motivo por el cual es importante trabajar en torno a la actualización de la información.

“Un ejemplo real en la región es el Volcán Copahue, que lleva años en estado de alerta amarilla, desde diciembre del 2012, sin entrar en una fase de erupción, y ese es un escenario que perfectamente se podría dar acá, así como no podemos descartar que siga aumentando su actividad. El tema es que nuestro ambiente es dinámico, las estaciones del año van pasando, por lo tanto el plan debe ser constantemente actualizado de acuerdo a la realidad vigente”, manifestó.

En la reunión participó además el Seremi de Minería, Lautaro Benítez, quien reforzó la importancia que tiene mantener un trabajo coordinado con los municipios de las comunas cordilleranas entorno a la actualización del plan de emergencia y los aspectos logísticos que requiere la activación del protocolo de emergencia.

Un elemento relevante es la presencia de nieve, que involucra estar atentos al despeje de los caminos, sectores de riesgos de avalanchas y aumento de caudales. Así también seguir trabajando en torno a las vías de evacuación, señaléticas y zonas de resguardo, en caso de la activación de una emergencia por fase eruptiva.

Comentarios