Inauguran comisarías y proyectan escuela de formación en Ñuble

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 10:15 PM 2016-05-26

Que representan el apoyo del Gobierno a Carabineros, que son una constatación de modernidad en la institución y que como símbolo le darán una sensación de seguridad mayor a la comuna.


Esos son los conceptos que consolidan los discursos que las autoridades civiles y de Carabineros realizaron para dar por inauguradas las dos nuevas comisarías para Bulnes y San Carlos, este jueves.


Ambas unidades, tal como ocurriera en Chillán, por años estuvieron  sirviendo al público en instalaciones que o quedaban ya a trasmano con el crecimiento demográfico y tecnológico, como es el caso de San Carlos; o debían funcionar en espacios diseñados como viviendas domiciliarias debido al desahucio que afectó a la comisaría base en la comuna de Bulnes.


Si bien ya hubo funcionamiento en marcha blanca, los propios vecinos de esas ciudades dan cuenta de que ahora gozan hasta de una mejor atención.


En los micrófonos, para los discursos, estuvieron el general Jorge Vidal, director nacional de Logística; y el ministro del Interior, Jorge Burgos, quien fue precisamente el que subrayó que el Gobierno apoyaba siempre a la institución, con frases como “que de eso no haya ninguna duda”, justo minutos después que carabineros en Santiago y Valparaíso había dispersado la marcha que los secundarios pretendían hacer sin autorización, lo que significó críticas de algunos sectores, quienes objetaban una “represión policial”.


Y los que esperaban palabras del últimamente controversial general director, Bruno Villalobos, vieron -predeciblemente- frustradas sus expectativas.


LAS NUEVAS UNIDADES
La nueva Tercera Comisaría de Bulnes, que tiene como jefe al mayor Mario Mora, cuenta con tres niveles cimentados en 1.427 metros cuadrados, emplazados en un terreno de 1.640 metros.


El destacamento cuenta con cuatro oficiales, 37 suboficiales y tres funcionarios civiles (CPR), pese a que está diseñado para albergar a 96 funcionarios. “No está contemplada la llegada de más personal por el momento, y en cuanto al equipo logístico, contamos con el adecuado para dar cumplimiento a las necesidades de la comunidad local”, apuntó el mayor Mora.


En la Primera Comisaría de San Carlos, a cargo del mayor Eduardo Inzunza, hay cuatro oficiales, 79 suboficiales y 10 CPR. “También estamos con el equipo logístico necesario para hacer funcionar nuestros cuadrantes y dar la atención oportuna a nuestros concurrentes”, especificó el mayor.


Escuela de formación en Ñuble
La idea aún está bajo siete llaves, pero Carabineros baraja la opción  de crear una escuela de formación en la Provincia de Ñuble, específicamente en San Carlos.


La información fue entregada por la diputada del PPD Loreto Carvajal, quien detalló que “la idea es comprar las dependencias de la antigua Escuela Agrícola y establecer ahí la escuela, lo que sería un gran avance para lo que será la nueva Región de Ñuble, porque será un gran espaldarazo en materia de seguridad”.


La parlamentaria recordó que históricamente desde la provincia han salido numerosos funcionarios de Carabineros, tanto de la rama oficial como la suboficial, quienes se encuentran cumpliendo funciones en todo Chile. “Sin ir más lejos, el padre del actual director general, Bruno Villalobos, fue jefe de lo que antiguamente se llamaba el Tercer Escuadrón de Bulnes, es decir la actual comisaría de esa ciudad, y por otra parte esa misma Tercera Comisaría de Bulnes lleva hoy el nombre del suboficial Marcial Gutiérrez, que fue el mártir que dio su vida rescatando personas caídas al río Teno, en 2006, lo que demuestra lo que significa esta institución con Ñuble”.


Desde Carabineros manifestaron que lo único concreto es la ya puesta en marcha creación de la Escuela de Suboficiales en Lomas Verdes, Concepción, pero sí admitieron que lo de la escuela de formación en San Carlos supone un estudio de prefactibilidad, asegurando que “aún no hay nada oficial”.


Los cambios en la intercomuna
Respecto a las novedades estructurales que espera la institución para Chillán y Chillán Viejo, lo más cercano es lo que presenta esta última comuna, ya que se espera que para el próximo mes comiencen los trabajos de demolición de la Sexta Comisaría de Chillán Viejo.


El mayor Luis Ceroni, jefe de esa unidad, explicó a LA DISCUSIÓN, que “hubo un pequeño problema administrativo, que ya está solucionado, y en resumen, era que el Serviu le había entregado al municipio de Chillán los derechos sobre el Centro Comunitario Ricardo Lagos que está en Chillán Viejo y que es el lugar que debemos ocupar provisoriamente mientras se construye la nueva estructura. Pero ya se arregló todo y esperamos ya que en julio podamos trasladarnos para allá”.


De hecho el proceso de desratización, que es un pre requisito para iniciar cualquier demolición, ya se hizo. Se espera que el tiempo de construcción, recepción y habilitación de la próxima comisaría cuente con un plazo fijo de 365 días.


Respecto a la estructura, se adelantó que en Chillán Viejo se repetirá el proyecto inaugurado ayer en Bulnes y San Carlos, aunque en este caso no es necesario comprar ni buscar terreno, ya que se levantaría en el mismo lugar que hoy se encuentra el destacamento, es decir a la salida sur de la comuna, en Avenida O’Higgins.


El monto del proyecto es de $2.280 millones.


Más lejana está la edificación del nuevo cuartel para la tenencia Chillán Oriente, actualmente emplazada en la Población Oscar Bonilla, en el cuadrante 3 de Chillán. Aún no ha entrado en etapa de licitación, pero el propósito de Carabineros es tener el proyecto en marcha en 2017.


Ambos cambios se sumarían tanto a lo que significó la inauguración de la Segunda Comisaría de Chillán, y en menor medida, al cambio de la Subcomisaría Huambalí, que se mudó a las dependencias de la antigua Subcomisaría de Menores, ubicada en calle Caupolicán de la Población El Roble.


La antigua estructura ubicada en calle Huambalí alberga a personal del soporte computacional, administrativos, servicio de veterinaria, al canil, un pequeño casino y una piscina para el personal, que solo funciona los veranos.


Al igual que lo aclarado en Bulnes y San Carlos, no se ha anunciado un aumento de personal ni material logístico, salvo el que se hace cada año por regla general.

Comentarios