Enólogo francés destacó potencial de cepas locales

Por: La Discusión Fotografía: INIA-Quilamapu 10:10 PM 2016-05-26

Con la certeza de que la zona del secano tiene un potencial enorme, el enólogo francés Mathieu Kauffmann concluyó una visita de tres días al país, que incluyó encuentros con pequeños productores en distintos sectores del Valle del Itata y la participación en un seminario internacional realizado en el Centro Experimental INIA de Cauquenes.


Kauffmann posee una trayectoria de 25 años vinculada a la producción de espumantes, primero en su natal Alsacia y luego en la célebre Bodega Bollinger en la Región de Champagne, donde estuvo 12 años, llegando a ser jefe de cava. Desde 2012 es el enólogo de la también prestigiosa bodega Weingut Reichsrat von Buhl en Alemania.


Su visita por el Valle del Itata y Cauquenes contempló conversaciones con productores y degustaciones de los vinos de cepas patrimoniales como la País, Cinsault, Grenache y Moscatel de Alejandría. Tras ello, Kauffmann concluyó que “el potencial de esta zona es enorme”. 


Valoró la presencia de hermosos paisajes en lomas, la diversidad de terroirs y la excelencia de las cepas existentes: “Chile es un lugar con un terroir excepcional y muy buenas cepas”.


Durante su exposición en el seminario “De las cepas coloniales a las copas de hoy”, realizado en INIA Cauquenes, el especialista recalcó que “se debe comunicar más lo que se hace. Se debe crear una marca y contar con estándares de calidad de los vinos que sean dignos de esta zona, para proyectar y mantener la zona en el lugar de privilegio que le corresponde. Deben trabajar todas las instituciones unidas (productores, empresas y el Estado) ya que el productor solo no puede, las bodegas  no pueden salir adelante solas”.  


A pesar de que solo conocía de nombre la cepa País -característica de las regiones del Maule y del Bío Bío- Mathieu Kauffmann indicó que ésta es mejor de lo que se dice y tiene un buen futuro tanto para vinos tintos y también para la elaboración de espumantes. De las otras cepas patrimoniales de esta parte del Chile vitivinícola, el enólogo francés destacó haber degustado excepcionales vinos Carignan, Cinsault y Moscatel de Alejandría “verdaderamente dignos de los que se hacen en Francia y Europa, con productores con un gran potencial y dinamismo y que ya se encuentran en un gran nivel”.

Comentarios