Mano blanda en Chillán: hasta 150 sumarios han cursado otras ciudades

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2016-05-25

Un marcado contraste en la forma cómo se han ejecutado las fiscalizaciones en Chillán y Chillán Viejo durante los días críticos por quema de leña, en comparación con otras  comunas del país en donde también están vigentes Planes de Descontaminación Ambiental (PDA), se advierte durante la presente temporada de otoño-invierno.


Más de un centenar de sumarios sanitarios se han aplicado en ciudades con niveles de contaminación por material particulado fino (MP2,5) iguales o parecidos a nuestra intercomuna, realidad diametralmente opuesta a la situación que se vive en la Zona Saturada de Ñuble.


De acuerdo al balance de la  Secretaría Regional del Ministerio de Salud del Bío Bío, encargada de los trabajos de fiscalización, durante los primeros 18 días críticos de contaminación en Chillán y Chillán Viejo se patrullaron poco más de 70 mil viviendas, que en rigor significa recorrer visualmente las calles de las dos comunas observando si es que se cumple o no con las restricciones al consumo de leña que se establecieron con la declaratoria oficial que entrega todos los días la Intendencia regional.


Esta labor dejó casi 700 inspecciones directas en casas y obligó a los funcionarios de la Autoridad Sanitaria a entregar al menos 20 citaciones en  donde se estaba infringiendo la restricción al consumo de leña.


Según aclararon desde la Autoridad Sanitaria local, las citaciones no necesariamente terminarán en un sumario sanitario y una eventual multa, sino que se analizará cada uno de los casos, luego de que los citados hagan sus descargos sobre por qué emitían humos visibles  cuando estaba prohibido hacerlo.


Con el objetivo de conocer la forma cómo se ha desarrollado la fiscalización en días críticos por combustión de leña en otras ciudades con planes de descontaminación, LA DISCUSIÓN recogió el balance de las seremis de Salud de Temuco, Talca y Osorno.


Mano dura en el sur
Desde la Seremi de Salud de La Araucanía precisaron que en lo que va del año se han sumariado a 150 personas de Temuco-Padre Las Casas por no acatar las restricciones al consumo de leña durante las jornadas decretadas como críticas.


Son al menos 700 las inspecciones directas en los domicilios que se han realizado en la capital de la Novena Región, en 22 episodios oficiales de saturación resumidos en cinco Alertas, 13 Preemergencias y cuatro Emergencias Ambientales.


En la sureña comuna de Osorno, que cuenta con aproximadamente 140 mil habitantes (menos que Chillán), la labor fiscalizadora también ha sido fructífera.
De acuerdo a la información obtenida desde la  Seremi de Salud de Los Lagos, a 66 osorninos se les ha iniciado sumarios sanitarios por emitir humos visibles en condiciones en que no estaban permitidas. Un total de 540 inspecciones al interior de viviendas se realizaron en 22 jornadas con niveles de MP2,5 insalubres (14 Preemergencias y ocho Emergencias).


Menos episodios, más sumarios
En la capital de la Región del Maule el número de días declarados como críticos por quema de leña solo han sido ocho hasta el momento (siete Alertas y una Preemergencia Ambiental); no obstante, llama la atención el número de sumarios realizados.


Según el balance emitido por la Seremi de Salud de la Séptima Región, los sumarios sanitarios aplicados en la intercomuna Talca-Maule han alcanzado a 69 habitantes, un promedio de casi ocho procesos por cada jornada de fiscalización a raíz de los episodios críticos oficiales.


Las carteras regionales de salud consultadas por LA DISCUSIÓN aclararon que si bien el conducto regular en días de fiscalización es citar a los infractores en días de prohibición, los números de sumarios sanitarios que consignan representan aquellos que, tras cumplir con  la citación, se analizó sus casos y se les inició el proceso a los que ameritaban.


De hecho en Temuco, según la Seremi de Salud de La Araucanía,  si bien llevan 150 los sumarios sanitarios iniciados, aseguraron que fueron muchos más los citados.


Compromiso
El ingeniero ambiental Luis Díaz Robles se mostró sorprendido por cómo ha seguido el curso de las fiscalizaciones durante los días críticos de contaminación en Chillán y Chillán Viejo, que a la fecha no han dejado viviendas sumariadas.


El académico de la Universidad de Santiago advierte que no solo basta llamar a la comunidad a usar correctamente la leña para evitar emitir material particulado, sino que la fiscalización debe ser severa.


“Se ve que falta mano dura de parte de las autoridades en Chillán, es lamentable la situación. No se imaginan el daño a la salud de la comunidad que se está generando con los altos índices de mala calidad del aire, especialmente en los niños y personas de la tercera edad”, precisó Díaz Robles.


El presidente de la Asociación Nacional de Adultos Mayores (ANAM), Hugo Guíñez, también calificó de “mano blanda” la tarea fiscalizadora local.


“Es un mal hábito esto de ser mano blanda y no actuar de manera firme ante una alta contaminación como la que se vive en Chillán y Chillán Viejo; si hay necesidad de sancionar se debe hacer, solo así evitaremos que nuestros adultos mayores no sufran de males respiratorios. La leña es buena como medio de calefacción, pero deben  usarse astillas secas”, sostuvo.


Mejoras
El seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, recalcó que la labor que se viene realizando está dentro de lo que se tiene presupuestado en el primer año de vigencia del PDA en la intercomuna.


Sin embargo, el funcionario de Gobierno admitió que el trabajo fiscalizador necesitará mejorarse durante los 10 años de vigencia del texto ambiental.


“No podemos tener un fiscalizador en cada calle para evitar la contaminación, es por eso que el llamado que hemos hecho a la comunidad es a apoyarnos y evitar usar leña los días críticos anunciados”, indicó.

Comentarios