Innovación de minicentral Itata: turbinas a 60 metros de profundidad

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2016-05-25

Completando su marcha blanca se encuentra la minicentral de pasada Itata, en Yungay, ubicada a escasos metros del Salto del Itata, de la empresa Eléctrica Puntilla, la misma que desarrolla la central Ñuble. Sin embargo, en estos días, en que el caudal del río no ha superado los 5 metros cúbicos por segundo, las turbinas no están operando, a la espera de que mayores precipitaciones en la zona y en la cordillera eleven el caudal a un mínimo de 13 metros cúbicos por segundo, lo que permitiría comenzar a generar energía.


El silencio que domina en el sector de la zona de máquinas, rodeada de plantaciones forestales, no se altera cuando las turbinas trabajan, gracias a una ingeniería innovadora que permitió instalar los dos turbogeneradores de 10 MW a 60 metros de profundidad (unos 25 pisos), lo que hace que el ruido no sea perceptible en el exterior, explicó Jorge Advis, gerente de proyecto.


El profesional se mostró satisfecho con lo logrado en estos dos años de trabajos -se iniciaron en febrero de 2014-, sin accidentes que lamentar y generando un positivo impacto en la economía de Yungay, tanto por la demanda de empleos como de servicios. “Es un orgullo haber trabajado en un proyecto sustentable ambientalmente como éste, que entregará energía limpia y económica al país”, expresó.


El proyecto representó una inversión total de 52 millones de dólares (36 mil millones de pesos, aproximadamente) y es la primera central hidroeléctrica que se construye en Ñuble en las últimas décadas.


La construcción demandó 711 mil horas-hombre de mano de obra directa; se excavaron 122 mil metros cúbicos en tierra y roca; se instalaron 30 mil metros cúbicos de hormigón; se utilizaron 106 toneladas de fierro estructural y 312 toneladas de blindajes.


Por tratarse de una energía económica, todo lo que se genera tanto en Itata como en las demás hidroeléctricas de pasada, tienen prioridad en el despacho de carga para el Sistema Interconectado Central (SIC).


Lo anterior está en sintonía con la política del Gobierno que incentiva el desarrollo de proyectos de generación con energías renovables no convencionales (ERNC), como las minihidro. 


Es por ello que el ministro de Energía, Máximo Pacheco, confirmó su asistencia a la inauguración de la central, prevista para el 10 de junio, actividad que será encabezada por el presidente de Eléctrica Puntilla, Pablo Pérez Cruz.


El proyecto
La central de pasada capta las aguas del río Itata a 150 metros aguas arriba del salto, las conduce por el canal de aducción hasta la cámara de carga, a 18 metros de profundidad  y desde allí se distribuye a los turbogeneradores Francis de 10 MW cada uno, instalados 60 metros más abajo. Finalmente, el agua utilizada se restituye al río 250 metros aguas abajo del salto. Para ello se construyó un túnel circular de hormigón de aproximadamente 120 metros de longitud, de los cuales los últimos 60 metros son blindados.


Para operar a su máxima capacidad, la central requiere de un caudal de 45 metros cúbicos por segundo, que equivale al 35% de los derechos de agua que posee la empresa. Para mantener el caudal ecológico del río inalterado, Central Itata está diseñada para suspender sus operaciones durante el día en los meses de verano, así como en los períodos de escasez hídrica. 


Su capacidad instalada de 20 MW de potencia permite una generación media anual de 140 GWh, energía suficiente para abastecer de suministro eléctrico a 80 mil hogares.


Parque Mirador
En el Salto del Itata, reconocido por su belleza e interés turístico, Eléctrica Puntilla desarrollará el Parque Mirador Salto del Itata, en coordinación con la Municipalidad de Yungay, que en su marcha blanca recibió más de 8 mil visitantes este verano.


El proyecto definitivo, cuya construcción comenzará el tercer trimestre de 2016,  permitirá poner a disposición de los visitantes un parque educativo y de contemplación, en un área de aproximadamente una hectárea, que contará con una zona de servicios e informaciones, módulos comerciales para gastronomía y artesanía local, áreas de picnic, senderos y miradores para apreciar la belleza del salto, lo que permitirá potenciar las actividades turísticas en la zona.

Comentarios