Pablo Abraham y su regreso al Rojo: “Es un buen retorno a casa”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Mauricio Ulloa 11:15 PM 2016-05-25

“Es un buen retorno a casa”. Así culminaba una de sus intervenciones de cara a la conferencia de prensa que oficializaba la presentación y elección Pablo Abraham (37), el sucesor de Fernando Díaz, luego de su primer paso por el elenco ñublensino entre agosto de 2013 y abril de 2014.


Los objetivos trazados por la dirigencia roja son claros, y se centran en que “el nuevo DT tendrá la tarea de sentar las bases para que en el corto o mediano plazo podamos retornar a Primera A, con un plantel constituido en un número importante por jugadores provenientes de nuestra cantera”, según rezó el comunicado oficial por parte de Ñublense.


Abraham se refirió a ese punto. “Principalmente, lo que me movió fue el proyecto. Tratar de aportar juveniles, darles cabida dentro del primer equipo es importantísimo. Me parece, es el bastión donde se puede formar algo y que se puedan sentar bases importantes, así que trabajaremos en base a eso”, explayó el trasandino, que firmó por los próximos 18 meses al mando de la escuadra ñublensina.


Respecto a la búsqueda del ascenso, Abraham agregó que lo primero es el trabajo en cancha, reiterando que el objetivo inicial, antes de retornar al fútbol de honor, es acentuar a los nuevos valores de la cantera diabla.


“Después hay que hablar de ascenso. Me parece que hoy por hoy, hay que tratar de hablar de trabajo. De ver a esos chicos que están recién iniciándose, los que vienen de préstamo de Segunda Profesional y ver cómo se encuentran, es para mí un doble desafío y tratar de potenciar eso (...) Esta institución me ha tratado muy bien, estuve muy feliz el tiempo que pasé acá, así que es un buen retorno a casa”, precisó.


El ex Magallanes llega junto a su preparador físico, el también trasandino Gustavo Calvino (38), acoplándose al equipo de planta que dispone la institución ñublensina, cuyos trabajos verán la luz desde el 8 de junio, en Paso Alejo.


“Conocí a Pablo en Temuco y después estuvimos en Magallanes, y creo que como cuerpo técnico es un desafío muy importante, porque es un club de ciudad, la gente es muy pasional, sigue mucho al equipo y eso para nosotros es un desafío súper importante. Sabemos que le vamos a dar muchas alegría a la gente”, aventuró Calvino, oriundo de Mar de Plata.


Sello y manejo de camarín
Una de las aristas a considerar a la hora de definir a Abraham apunta al requerimiento de un manejo de camarín, en la interna de un plantel que a diferencia de su primera estadía en Chillán, ahora podrá armar él.


“Que he crecido, así ha sido, porque en la profesión uno año a año se va reinventando. Sí he crecido en algunos aspectos, pero me parece que el trabajo y la felicidad de estar en una institución como esta está por encima de todo (...) Sobre el manejo de grupo eso no parte de uno, en todos los grupos me he sentido bien, conviviendo con gente de experiencia, acá en Chillán, así como en Temuco y Magallanes, y me he llevado bien. Estoy muy contento y tranquilo con la forma que tengo de administrarlos y de dirigirme, siempre con respeto y entreno con todos por igual”, explayó.


Si bien es reconocido por ser dueño de un sello ofensivo, el ex asistente de Jorge Sampaoli asevera haber ido sumando en su experiencia como DT  el variar dicha intensidad.


“Siento que los partidos se presentan en manera diferente, y no hay solo un momento y una etapa que es el ataque. Me parece que también hay que adecuarse a lo defensivo, estar muy atento a eso. Porque son momentos dentro de un mismo partido, que son muy complejos, tratar de administrarlos bien”, reflexionó, sumando que en lo que respecta a su manera de entrenar, ha cambiado, “solo algunos aspectos”, pero no así, en “la intensidad, sino en los trabajos e ir viendo año a año como mejorarlos para llevarlos a un mejor nivel”.

Comentarios