Chillán, San Carlos y Coelemu coordinarían los Servicios de Educación

Por: Isabel Charlin 10:35 PM 2016-05-24

El proyecto de Sistema Nacional de Educación Pública (más conocido como desmunicipalización de la Educación) que se encuentra actualmente en primer trámite constitucional en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, ya comienza a generar algunas reacciones a nivel provincial.


La nueva normativa, que propone crear 67 Servicios Locales de Educación (SLE) descentralizados a lo largo del país, y cuyo objetivo será administrar y mejorar la educación pública de 6.868 establecimientos a nivel nacional que se encuentran actualmente en manos de los municipios, debiera entrar en funcionamiento en la Región del Bío Bío entre el 1º de enero de 2017 y el 30 de junio de 2022. La puesta en marcha será de manera gradual a lo largo del país, y hasta el momento, la iniciativa legal propone 11 SLE para la Región del Bío Bío, tres de ellos en Ñuble: Chillán, que agruparía a nueve comunas, con un total de 116 establecimientos; San Carlos, con siete comunas y 175 planteles y Coelemu, con cinco comunas y 105 establecimientos. 


Si bien no existen detalles respecto de cuáles serían las comunas que conformarían esos servicios, todo indica que la división contemplaría la creación de la futura Región de Ñuble y sus tres provincias: Diguillín, Punilla e Itata, no obstante la capital propuesta para esta última es Quirihue.


De acuerdo al proyecto de ley, en uno de sus artículos transitorios se establece que “el ámbito de competencia territorial de cada servicio se determinará sobre la base de una comuna o agrupación de comunas dentro de una misma región, no pudiendo dividirse el territorio de éstas”.


El texto define que para conformar cada uno de estos servicios, “el Presidente de la República deberá considerar los siguientes criterios: matrícula total de estudiantes en el territorio; número de establecimientos dependientes de cada municipalidad; y distancia y conectividad entre los establecimientos educacionales dependientes de cada municipalidad”. A esto se suman aspectos como mayor infraestructura, y estar asociados a un centro urbano, ya que el objetivo es atraer a profesionales de alto nivel y contar con una red potente de instituciones públicas en las áreas de salud, deportes y servicios sociales. 


Otro aspecto a considerar es la cercanía a entidades de educación superior, escuelas de Pedagogía e institutos profesionales y centros de formación técnica,  para que apoyen los programas de educación técnico profesional en liceos que imparten esta rama.


No hay bajada local
El jefe provincial de Educación, Hernán Álvarez, fue especialmente crítico respecto de la propuesta de los SLE para Ñuble, pues según dijo “no se nos ha consultado al respecto y la Seremi tampoco está en conocimiento. Desconozco las razones para determinar dichos SLE en la provincia (Chillán, San Carlos y Coelemu), me imagino que tiene que haber algún argumento en el documento que se va a discutir en el Congreso. Desconozco el proyecto de ley, pero me imagino que esta propuesta tiene que ver con las provincias futuras de la Región de Ñuble. Por el momento, no tengo información que avale la decisión de estos tres SLE”.


La autoridad recalcó que “la desmunicipalización es un proyecto clave, sobre todo porque en comunas rurales como las nuestras, los municipios no están en condiciones de administrar la educación”.


Respecto de la definición de los SLE, el diputado DC Jorge Sabag recordó que el proyecto aún está en discusión.


“Lo importante de este proyecto es que mejore la educación, nivele a los estudiantes y les entregue las herramientas básicas para el futuro. Lo de la ubicación de los servicios locales es un tema que está en discusión y que no ha salido de la comisión. Es una determinación que debe regirse por parámetros debidamente establecidos, y que sobre todo, vaya en beneficio de nuestros estudiantes”, aseveró. 

Comentarios