Centros de acopio de uva permitieron comprar 6 millones de kilos

Por: José Luis Montes Fotografía: Mauricio Ulloa 08:30 AM 2016-05-23

En las oficinas de Indap-Chillán se realizó, una jornada preliminar de evaluación de la experiencia que cuatro organizaciones de viñateros tuvieron con sus propios centros de acopio de uva vinífera. 

Tanto los productores como Indap, por intermedio del director regional Andrés Castillo, que encabezó la actividad, expresaron su satisfacción con los logros, que permitieron adquirir 6 millones 60 mil kilos de uva y favorecer a los productores del Valle del Itata con unos 400 millones de pesos más, solo considerando que en promedio obtuvieron por su uva entre 10 y pesos más por kilo, gracias a la compra asociativa.

Dado el gran avance que significó el tema de los acopios, los dirigentes manifestaron su decisión de continuar con una nueva etapa de este proyecto, que consiste en repetir las comprar esta temporada, pero a la vez buscar un sistema de vinificación asociativa, que les permita obtener un producto de calidad y comenzar a explorar mercados nacionales e internacionales.

A la cita llegaron los dirigentes de Portezuelo, Patricio Bustos; de Quillón, Juan Carlos Lagos y Amparo Guíñez; Charles Rodríguez, de Coelemu; y Nubia Ortiz, de San Nicolás, que compartieron sus aprendizajes y experiencias con los centros de acopio. 

En lo práctico, Portezuelo adquirió 450 mil kilos de uva a través de la empresa Ecoparra, integrada por 10 productores. Quillón compró 2 millones 700 mil kilos a través de la Cooperativa Covincen, que integran 40 socios. Viñas Guarilihue, que cuenta con 20 asociados,  logró adquirir 2 millones 800 mil kilos. Y Copabío, de San Nicolás, conformada por 16 socios, compró 110 mil kilos, debido a que partió más tarde que las otras. 

Los centros de acopio, que se levantaron con un aporte de Indap del orden de 25 millones para cada una de las cuatro comunas, y con cofinanciamiento de los socios, vendieron su producto a varias empresas, en las que destaca Concha y Toro, RR. Wines, Valdivieso y Miguel Torres, y se estima que en conjunto atendieron a más de 400 productores e impactaron en un 15% del mercado de la uva vinífera a nivel local.

El titular de Indap, Andrés Castillo, expresó su satisfacción con los logros y comentó que la idea es continuar avanzando con la posibilidad de un centro de acopio de uva para que el resto de las comunas viñateras de la provincia, como es el caso de Trehuaco, Ránquil, Ninhue y Quirihue.

Paralelamente se espera concretar inversiones en 2017 y 2018, para dar los primeros pasos en un centro de vinificación asociativo, en que se hará el vino con una sola marca y se comercializará en forma conjunta.  “Es bueno dejar claro que Indap actúa en fomento productivo y en apoyar las gestiones, pero el negocio es un tema que ven y deciden los productores”, expresó.  Castillo agregó que también hay proyectos en marcha tendientes a potenciar el valle en la producción vitivinícola.

El dirigente de Quillón, Juan Carlos Lagos, precisó que el camino que se ha emprendido con los viñateros es sin marcha atrás y que no se compara con las tradicionales bonificaciones que se hacían por parte de Indap cuando el negocio estaba malo, ya que ahora se esta invirtiendo en obras que permanecerán.

Lagos manifestó que los productores están pensando seriamente en posicionar vinos de calidad en el mercado interno del país y en el de las exportaciones, que es la meta final del gran proyecto.

Comentarios