Los remolacheros rechazan oferta escalonada de Iansa para 2016-17

Por: José Luis Montes 10:55 PM 2016-05-20

En asamblea realizada este jueves en la Asociación de Agricultores, los productores de remolacha de Ñuble rechazaron la primera oferta de Iansa  para la negociación de precios para la temporada 2016-17, y determinaron esperar la postura de su pares de Los Ángeles y Linares, que harán su determinación durante el mes de mayo.

Hernán Martínez Chavarría, presidente de la Asociación de Remolacheros de Ñuble, señaló que así como se reconoció el esfuerzo desplegado por Iansa para tener  precios competitivos para esta temporada, para la venidera los productores estiman que la oferta puede ser mayor si se consideran aspectos como el aumento del precio internacional del azúcar, como también el dólar, que está en una línea de flotación más alta que la que mostraba al momento de la negociación el año pasado.

“Hay que pensar que estamos ante un cultivo que es de largo aliento, en el que hay que pensar en inversión para tecnología. En la reunión concluimos que el esfuerzo que está haciendo Iansa es poco y que puede mejorar”, resumió el directivo.

Comentó que la industria en esta oportunidad presentó una oferta escalonada condicionada a superficie de siembra, que parte en US$50 por tonelada limpia de remolacha polarizada al 16%, si la superficie total de siembra está por debajo de las  16.500 hectáreas a nivel nacional. Para el tramo de 16.500 a 18.500 has., ofrece US$51 y si se supera esta meta, US$52 por tonelada.

Luego de un análisis de la actual temporada, en que a pesar que había una intención mayor de siembra ésta se vio limitada por los imponderables del clima, la asamblea determinó que por el momento no aceptaba la oferta de la empresa. También se determinó  esperar hasta el 24 de mayo, día en que se reunirían los remolacheros de Linares y de Los Ángeles para analizar la propuesta de Iansa, para ver la posibilidad de tener una sola voz de los productores. 

Como el ejercicio de negociación entre Iansa y los remolacheros es de larga data, en los últimos años no se ha observado una diferencia muy significativa entre las propuestas de la industria y las pretensiones de los productores, ya que los valores referenciales en los que se construye son objetivos y públicos. Por esta razón se espera llegar a un acuerdo razonable a corto plazo, para dar paso a la preparación de suelos y proceder a la siembra en septiembre. 

El dirigente ñublensino comentó que en el gremio local no hay aprensiones por el cierre que se realizó este año en la planta Cocharcas, y que incluso los productores fueron invitados para ver el avance de las reparaciones y readecuaciones que se efectúan en las instalaciones, que estarían listas para la próxima campaña.

Hernán Martínez dijo que el año pasado el promedio de producción bordeó las 97 toneladas por hectárea, en tanto que los costos fueron equivalentes al valor de 85 ton/ha. Manifestó que en todo caso  existe un grupo de productores más tecnologizado que  logra superar las 140 ton/ha.  A su juicio la aspiración de Iansa, de llegar al año 2020 con un promedio de rendimiento de 120 toneladas, es perfectamente lograble. 

Respecto a las siembras de la temporada anterior, dijo que  debido a problemas climáticos  en Ñuble se pudieron sembrar solo 4.600 hectáreas y que a su juicio en ésta, si no se presentan problemas, se podría llegar sembrar entre 6 y 7 mil.

Linares aportó la temporada anterior con 4.900 has., y Los Ángeles con 4.600, a lo que se debe sumar la producción propia de Iansa que es de unas 1.500 has.

El directivo agregó que a futuro la limitante para aumentar significativamente la superficie de remolacha está dada por la capacidad de proceso que tiene la planta Iansa Cocharcas y también por el aumento que se espera de los rindes. 

Comentarios