Cuestionado ascensor alista su debut

Por: Nicole Contreras Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 PM 2018-08-31

Autoridades regionales de Bío Bío realizaron una revisión técnica en terreno al término de obras del ascensor de los Edificios Públicos -que albergarán al nuevo Gobierno Regional de Ñuble- cuya puesta en marcha debería concretarse el 6 de septiembre. 

En el Patio Los Naranjos el ascensor rojo que ocupará una superficie de 60 metros cuadrados del edificio y que contará con una tecnología que en caso de un corte eléctrico descienda gradualmente al piso y no encierra a las personas, permitirá cumplir con la ley 20.422 de accesibilidad universal. 

“Este es un ascensor de uso que al mismo tiempo también hace cumplir la legislación de ley de acceso universal, es una tremenda innovación, porque como es un edificio patrimonial tuvo que hacerse una construcción anexa que se une a la obra de remodelación del edificio”, afirmó el seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar.  

“Este edificio ha sido criticado históricamente por no ser de libre acceso a personas que tengan alguna discapacidad, por lo tanto con esta construcción hemos logrado cumplir esa necesidad real que uno puede mirar cada vez que una persona con discapacidad no puede subir al edificio”, añadió. 

Sin embargo, luego de la construcción del ascensor, las críticas apuntan a la intervención que podría ocasionar en el patrimonio. 

Horacio Torrent, presidente de Docomomo-Documentación y Conservación de la Arquitectura y el Urbanismo del Movimiento Moderno, se encuentra en Eslovenia participando en una conferencia internacional donde expuso este jueves sobre “nuestra preocupación por cómo la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas está tratando el patrimonio, y uno de los casos que hemos expuesto ha sido el del ascensor de los Edificios Públicos de Chillán”. 

“Sabemos que han dicho que era por accesibilidad universal, pero eso se podía garantizar con un ascensor puesto en otro lugar, al interior del edificio y no por fuera en esa posición, ni mucho menos pintado de rojo, siendo tan invasivo con el espacio público que tiene el edificio”, sostuvo el profesor de Arquitectura de la Universidad Católica. 

“El ascensor va solo a una parte del edificio, es muy lamentable que sea una intervención tan burda, que arruine el patrimonio. Hemos dicho que son pocas las ciudades equiparables a Chillán, que tiene un patrimonio excelente en su escala monumental con los edificios en torno a la plaza”, agregó. 

El seremi de Obras Públicas respondió a las críticas sobre el color, argumentando que “le da una característica bastante particular al edificio que va a permitir albergar a la Intendencia,  la verdad es que el color lejos de desentonar  le viene mucho, es una región viva que está partiendo”. 

“Si se mira el edificio carece totalmente de mantención y los colores que tiene o que tuvo alguna vez, están totalmente desmejorados y no dicen relación que vayan a ser los colores definitivos del edificio”, enfatizó Aldo Careaga, director regional de Arquitectura. 

En relación a por qué no se realizó en el interior, Careaga explicó que “es un edificio de consideración histórica, por lo tanto intervenir la altura del edificio, iba a hacer mucho más trabajoso desde el punto de vista económico y administrativo, esta intervención al hacerla adosada minimizó los tiempos de intervención, lo que se nos pide como autoridades es que seamos eficientes en el gasto”. 

El proyecto contó con una inversión de $259.900.000. 

 

Comentarios