A romper “mala racha” en San Felipe

Por: Sergio Bustos Fotografía: Agencia UNO 08:20 PM 2018-08-31

Ñublense además de conseguir una victoria este domingo en el Valle del Aconcagua, buscará terminar con una seguidilla de resultados adversos con su rival de turno en la vigésima segunda fecha del Campeonato Loto de la Primera B: hace 7 años que no vence a Unión San Felipe en la Región de Valparaíso. 

Con un triunfo en tierras sanfelipeñas, los “diablos rojos” conseguirán más oxígeno para acercarse a la zona de liguilla, puesto que es precisamente el elenco dirigido por Christian Lovrincevich, el último equipo que está en esa privilegiada zona con 31 unidades. 

La tarea no será sencilla, pero es asumida con riesgo ofensivo por parte del técnico rojo Germán Cavalieri, quien envió un desafiante mensaje a todos los contrincantes que a Ñublense le resta por enfrentar en la segunda rueda: “Vamos a salir a ganar en cualquier cancha”. 

La estadística reciente no es favorable ante el “Uní Uní”. En la primera rueda, en el partido disputado en el Nelson Oyarzún Arenas, con Emiliano Astorga en la banca, el elenco ñublensino solo consiguió empatar a un gol con San Felipe. 

El último triunfo en el Aconcagua se remonta al 24 de septiembre de 2011. Por la Primera A, Ñublense venció de visita al duro elenco aconcagüino por 2-1, con goles de Jonathan Cisternas (60’) y Alejandro Vásquez (80’). El descuento fue del argentino Ezequiel Carballo (90’).
Posteriormente, en 2015 y 2016 Ñublense rescató un empate a un gol. 

El 12 de noviembre de 2017 el cuadro chillanejo perdió 1 - 0 zafando apenas del descenso. Fue su última y más reciente visita a San Felipe, con Astorga como técnico.

Este jueves Cavalieri siguió ensayando la fórmula a utilizar en el duelo del fin de semana. En duda está el volante Octavio Pozo, quien aún no se recupera de un golpe sufrido en el partido con Puerto Montt. 

Uno de los que volvió a ver acción por decisión de Cavalieri, fue Nicolás Vargas, quien junto a Opazo actuó de central ante los “salmoneros”. 

“Feliz de poder jugar otra vez, creo que no lo hacía desde el primer minuto, ante Coquimbo. Hay una competencia sana, y espero seguir respondiendo para ser un aporte para el equipo. Mi fuerte es ser aguerrido y no dar ninguna pelota por pérdida. Tenemos confianza en que las cosas van a empezar a salir”, dijo Vargas. 

Consultado sobre la realidad que impone al camarín el arribo de un nuevo técnico, afirmó: “Todos empiezan de cero, es un proceso nuevo, y espero ratificar la confianza del ‘profe’’. 

El equipo -exceptuando Pozo- que saltaría al pasto del Municipal de San Felipe sería el mismo que logró derrotar al elenco de Fernando Vergara por 2-1. 
Vale decir, Ñublense formaría con Contreras en el arco; Bugueño, Vargas, Opazo, y Garcés en retaguardia; Gaete, Reyes, (Pozo), Croce en zona media; Varas y Michael Silva en el ataque. 

Comentarios