“La Región de Ñuble es una reivindicación de la buena política”

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 07:45 PM 2018-08-30

“Región de Ñuble: del sueño a la realidad, cronología legislativa” es el título del libro que este jueves lanzó en el salón Claudio Arrau del Teatro Municipal, el senador del PPD, Felipe Harboe. En él, reconstruye paso a paso el proceso parlamentario que logró transformar a la provincia, en la XVI Región de Chile.

El trabajo, que contó con la presentación del ex subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes -a quien le tocó liderar este proceso en el Congreso en representación del Ejecutivo-, fue catalogado por el legislador como “un cierre de ciclo”.

“Esto se inició cuando decidí ser candidato a senador por acá. Me reuní con el Comité Ñuble Región para conocer lo que estaban haciendo; luego conversé con varios actores locales respecto de lo que significaba la creación de la región. Me puse a estudiar si era conveniente o no, y cuando me convencí, me decidí a levantar esta bandera como propia. Se logró convencer a la entonces candidata y luego Presidenta, Michelle Bachelet, para que enviara el proyecto; luego se hizo un arduo trabajo legislativo, para culminar en la promulgación y puesta en marcha del territorio”, sostuvo el parlamentario.
 

Todos por una causa
- ¿Influyó la prioridad que le dio el Ejecutivo a través de la urgencia, en que finalmente se promulgara la ley?
- Hay una mezcla de varias cosas. Por un lado las urgencias, y por otro, la capacidad de presión política. Esos dos elementos fueron determinantes a la hora de sacar adelante la región. Este equilibrio es una reivindicación de la política, de la buena política. De la capacidad de ponerse de acuerdo entre dos sectores distintos en función de un objetivo común. Es un reconocimiento también a mucha gente que participó del proceso, y hago una mención especial a los medios de comunicación, porque por primera vez, los diarios fueron militantes de una causa, y eso es muy importante reconocerlo en el proceso. No se limitaron solo a informar, nos ayudaron a empujar esta causa.

- ¿Fue importante el acuerdo transversal que hubo con el senador Víctor Pérez (UDI) para sacar adelante este proyecto en el Parlamento?
- La decisión estratégica fue crearle a la Presidenta y al Gobierno un ambiente de transversalidad, que esto no iba a ser foco de conflicto, sino de unidad. Al transformarle esto en una oportunidad política al Gobierno, lográbamos que lo impulsara. Para eso necesitaba un acuerdo con Víctor Pérez, con él hicimos una dupla que nos permitió a cada uno ir convenciendo a la gente de su sector, y presionando para que este proyecto saliera rápido. También fue determinante el hecho de haberme incorporado a las comisiones. Eso me permitió defender el proyecto frente a la oposición de algunos, y adicionalmente, presionar porque los ritmos fueran más rápidos.

- ¿Cómo se puede trasladar este espíritu de transversalidad a la actualidad?
- Yo tengo la mejor disposición para que la instalación de la Región de Ñuble se lleve adelante en un clima de armonía, de responsabilidad, y sobre todo, de cooperación. Pero observo, con cierta preocupación, la ansiedad de algunos miembros de la derecha por hacerse dueños no solo de un proceso, sino de un Gobierno Regional. Se debe privilegiar, por ejemplo, que la creación de la región sea una alternativa laboral para cientos de profesionales, técnicos, y administrativos que son de la región y que no pertenecen a ningún sector político. He visto la pelea entre unos y otros. Por otra parte, la autoridad debiera abocarse principalmente a una correcta instalación, y no inmiscuirse en discusiones nacionales que hoy están cruzadas. No pretendo replicar el clima de enfrentamiento que hay a nivel nacional en la región. Al contrario, hay que volver a tener un clima de armonía, pero para eso se requieren dos. Yo estoy disponible, pero también la autoridad debe tener disposición. Ya creamos la región. El desafío de la autoridad va a estar en la capacidad de proyectarla por los próximos 20 ó 30 años.

Comentarios