Polémica por fraude sacude a exalcalde de San Ignacio

Por: Felipe Ahumada 05:40 PM 2018-08-30

Una polémica y fuego cruzado es lo que se está viviendo en estos días en la municipalidad de San Ignacio, luego que el Tribunal Electoral Regional (del Bío Bío) rechazara una notificación en contra del exalcalde de esa comuna, Wilson Olivares y que tenía relación con una extensa documentación extraída de un sumario en el que se le responsabiliza (junto a parte de su equipo) de la pérdida de casi 150 millones de pesos, en sobrepagos y trabajos no realizados, además del cobro de viáticos improcedentes y notable abandono de deberes.

La razón sería que la abogada que fue contratada por tres de los concejales que lo acusaron, presentó la notificación fuera de los 10 días que establece la ley. Se trata de la jurista Elizabeth Concha, recientemente nombrada notaria suplente en la notaría del recientemente fallecido Francisco Yaber.

El informe, publicado en la página tribunalelectoral.cl  dice que "la notificación por cédula (...) deberá ser encomendada por el reclamante al ministro de fe (...) dentro del plazo de diez días hábiles de ordenada, lo que no ocurrió en la especie, por cuanto ésta fue ordenada el 6 de junio de 2017, y se cumplió el 20 de julio de 2017".

De esta manera, Olivares se estaría salvando "por secretaría" de ser condenado a no poder ocupar cargos públicos por los próximos 5 años. "Esto es terrible, un golpe muy doloroso para nuestra comuna", dice el concejal Martín Figueroa, uno de los denunciantes.

El edil agrega que "hemos tenido muy mala suerte con la elección de abogados que hemos hecho. Primero contratamos a uno a quien le pasamos toda la documentación necesaria en un pendrive, pero después resultó que él defendió a Olivares. Ahora nos pasa esto con la abogada Concha. La contratamos y no supimos más de ella, una vez la llamé de un teléfono diferente porque cuando lo hacía del mío no contestaba, y cuando le dije quién era, me dijo que estaba ocupada que me devolvería el llamado en unos minutos. Nunca me volvió a llamar", acusó.

En cuanto al resultado del sumario, el documento explica en el punto 1, que Olivares acordó abultar los costos del servicio de restorán con el local "Tía Maigo" por 200 mil pesos cada boleta, una vez que una delegación de 14 juntas de vecinos fueron a Dichato, lo que resultó en un excedente de $2.595.220.. En el mismo punto se habla de tratos directos no fundamentados por $4.882.342 con el proveedor Tomás Salazar Salazar; otros $6.454.137 con Sergio Escobar y Cia Ltda; $2.045.636 con la empresa Distribuidora Computacional Limitada, así como desembolsos por reiteradas compras de neumáticos para un mismo vehículo.

En el punto 2, se acusa a Olivares y al administrador Salvador Vargas de faltar a sus labores y cobrar viáticos improcedentes.

Un tercer ítem destaca apuestas en tres casinos de juegos realizados por Olivares, lo que está prohibido para todos los funcionarios públicos.

En un cuarto apartado, se detallan gastos improcedentes por $130.654.615 referidos a pagos en gastos de representación,  externalización de la recuperación de subsidios por incapacidad laboral y la adquisición de obsequios para el Día de la Madre. 

Finalmente se cuestiona la celebración de convenios por más de 500 UTM sin previa consulta al concejo municipal, como ordana la Ley Orgánica de Municipalidades, y el uso del vehículo municipal para propósitos person ales.

Por su lado la abogada Elizabeth Concha dijo que "el que haya sido entregada la notificación fuera de plazo es lo que plantea el tribunal, no es lo que nosotros creemos, por lo que todavía se puede apelar, pero yo ya no podré por ser notaria suplente, así que hay un colega que está a cargo de eso". Respecto a las quejas de los concejales, dice que "es una interpretación que ellos hacen porque no saben de leyes".

Wilson Olivares no pudo ser contactado por nuestro medio, debido a que se encuentra en Estados Unidos.

Comentarios