La redención del “Nico” Vargas: de postergado a titular

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia UNO 08:50 PM 2018-08-30

Cuando Nicolás Vargas (24) emergió en O’Higgins como defensor pintaba para crack. Tras su paso por Barnechea, en calidad de préstamo, volvió al cuadro celeste para tener mayor continuidad en el equipo de Eduardo Berizzo entre el 2013 y 2014, despuntando con otro joven proyecto de la tienda celeste, como Benjamín Vidal.

Sin embargo, tras partir, nuevamente, a préstamo a Audax Italiano, fue perdiendo vigencia y el zaguero que incluso había sido nominado  a la Selección Chilena Sub-20, jugando el Torneo Esperanzas de Toulon, bajó su rendimiento y en Coquimbo Unido sumó escasos minutos para a final de temporada ser desechado.

Sorpresivamente, arribó a Ñublense en la recta final de las contrataciones, con evidente sobrepeso y cuando le correspondió debutar, un par de errores, por su falta de ritmo y lentitud, lo condenaron. Emiliano Astorga lo borró del mapa.

Ahora, con la llegada de Germán Cavalieri, pasó de eterno postergado, a titular. El domingo hizo dupla con Diego Opazo y tras un inicio vacilante, sacó adelante la faena con fiereza, solidez y agresividad en la marca.

De cara al duelo con San Felipe se proyecta como titular y confiesa que no quiere soltar la camiseta.

“Estoy feliz, no jugaba desde el primer minuto del partido con Coquimbo Unido de la primera rueda, así que quiero seguir jugando y ser un aporte. Hay una competencia sana, se la jugó por mí el profesor y espero hacer las cosas bien”, recalca el ex O’Higgins, quien sabe que debe seguir mejorando.

“Hay que ir de a poco, tengo cosas que mejorar, pero a medida que juegue me voy a adaptar al juego”, asegura el defensor central, a quien le da lo mismo con quien hacer dupla en el centro de la zaga.

“Eso da igual son todos buenos jugadores, cualquiera que juegue lo hará de la mejor manera”.

“Nico”, aclara que una de sus fortalezas es la marca agresiva en el mano a mano.

“Una salida clara, mi fuerte es ser aguerrido y no dar ninguna pelota por perdida, tratar de dar tranquilidad de que las cosas van a salir. Creo que en el partido estuvimos varias veces jugando mano a mano y resolvimos bien el tema”, analiza el zaguero de 24 años que busca su redención en Ñublense.

“Ahora todos empiezan de cero, espero ratificar la confianza del profesor, las ganas que tengo de jugar, la decisión la toma el técnico, a seguir trabajando y metiendo”, insiste Vargas en plena conferencia de prensa en Paso Alejo.

El sobrepeso
Finalmente, reconoce la causa que le impidió ser titular a comienzos de temporada.

“Llegué con sobrepeso, pero igual influyó el tema de la confianza, las decisiones las toman los profesores, hay que acatarlas y apoyar al equipo”.

De cara al duelo con San Felipe, anticipa una dura tarea.

“Es una cancha complicada, chica, hay que salir a presionar y mantener el equipo corto para evitar que se vengan con todo”, sentencia.

Comentarios