Piden acelerar licitación de retiro de basura domiciliaria

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:05 PM 2018-08-28

La licitación del retiro de basura domiciliaria es el nuevo objetivo que perseguirá la Municipalidad de Chillán, apenas concluya una serie de proyectos complejos. 

Si bien resta poco más de un año para que el gobierno comunal cambie de concesionario, resulta evidente, anticipan concejales, que el tema tiene que comenzar a ser analizado con antelación. 

Lo que se pretende es que el plan de renovación del contrato se produzca de manera fluida y no existan inconvenientes que lo retarden.

El modelo que no se quiere seguir es el de la concesión de la mantención de áreas verdes,  que comenzó a ser visualizado más de un año antes de que terminara el vínculo con el concesionario, a mediados de 2017, pero transcurrido el plazo actualmente no hay continuidad del servicio, el que está en manos del municipio debido a una seguidilla de licitaciones fracasadas 

Si las áreas verdes constituyen un tema complejo, dados los numerosas factores a considerar, en el caso de la basura existen temas igualmente complicados. 

El concejal Víctor Hugo Sepúlveda mencionó que en las bases que regirán el proceso licitatorio uno de los temas que se deben cautelar es el de la cantidad de máquinas que tendrán que ser exigidas. 

Este cambio, plantea, ocurrirá por el crecimiento que ha tenido la ciudad en los últimos años, lo que se expresa, objetivamente, en una gran cantidad de viviendas construidas. 

Además, será necesario que para el próximo contrato se proyecten las viviendas y departamentos que serán entregados hacia la fecha en que comience el nuevo concesionario. 

Entre los temas que surgen como necesarios para preparar el proceso se encuentra la necesidad de renovar el Plan Maestro de Residuos de la ciudad de Chillán, que data del año 2012 y que se encuentra sobrepasado.

El concejal Juan López remarcó que además parece necesario una revisión de los efectos del Plan de Reciclaje, que estaría marchando más lento de lo esperado, a pesar de los avances que se han concretado, sobre todo en el último año, con la apertura de más puntos de reciclaje en la ciudad.

Una arista que se debe acelerar, planteó el concejal Juan López, es la relacionada con la enorme masa orgánica que sigue llegando al relleno sanitario, a pesar de que podrían ser recuperados para compost.

Fechas se acercan
Camilo Benavente, en tanto, subrayó que “con este contrato ya no tenemos margen de error, pues queda un año para su término y son muchos los trabajos previos que se tienen que ejecutar para ello. Solo la licitación misma puede tardar cuatro meses”.

Agregó que “este contrato es mucho más complejo que el de áreas verdes, pues si fracasara la Municipalidad no tendría la capacidad de hacerse cargo de retirar la basura de las calles. En el caso de las áreas verdes la Municipalidad lo puede hacer, al menos temporalmente, pero no con la basura”.

Otro elemento que necesariamente surgirá en la discusión de las bases se relaciona con los sueldos de los trabajadores, que por la labor que ejecutan debieran tener remuneraciones más elevadas que las actuales.

El tema debiera ser visto por primera vez este jueves,  durante una nueva reunión de la Comisión Obras del Concejo Municipal, durante la cual serán analizados primeramente los avances en la licitación de las áreas verdes.

Primero áreas verdes
Desde el municipio chillanejo se reconoció que el tema comenzará a ser analizado una vez que concluyan las actividades relacionadas con la licitación de prados y jardines. “Tras el cierre del proceso de las áreas verdes se procederá al respecto”, informaron desde el gobierno comunal.

El actual contrato de retiro de basura domiciliario comenzó el 1º de enero de 2014 y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2019.

El contrato de retiro de basura domiciliaria es el mayor de servicios que cancela la Municipalidad, con un desembolso mensual del orden de los $161.899.500.

La cantidad de desechos que genera la ciudad ha ido creciendo de manera progresiva,  de tal manera que si el año 2015 se retiraron 67.000 toneladas, durante el 2017 llegaron a 72.000 toneladas.

El año pasado, la Municipalidad de Chillán gastó 2 mil 761 millones de pesos por concepto de retiro y disposición de residuos domiciliarios. De ese monto, $639.359.111, ($9.064 por toneladas) se cancelaron a la empresa Biodiversa, por la disposición de los residuos en el relleno sanitario ubicado en Chillán Viejo; en tanto, $2.121.982.392 se pagaron a la empresa Dimensión, encargada de la recolección.

Comentarios