Alicia Vega dictó taller de cine a docentes de Chillán

Por: Carolina Marcos Fotografía: Mackarena Sanhueza 09:15 PM 2018-08-27

En los 30 años que Alicia Vega desarrolló su Taller de Cine para Niños en las poblaciones más vulnerables de Santiago, dice que vio de todo. La pobreza y las escasas oportunidades de salir adelante se mezclaban con las ganas que tenían los más pequeños de apreciar cine, en una época que además estaba fuertemente marcada por la dictadura militar. 

Sin embargo, a sus 87 años hoy recuerda con un dejo de nostalgia el gusto que siente cuando se encuentra casualmente en la calle con alguno de sus exalumnos y le cuentan que estudiaron algo relacionado al cine, que surgieron, que salieron de las poblaciones “callampas”. 

Parte de la metodología que utilizó la enseñó en Chillán este fin de semana, en el marco del Programa Escuela al Cine que promueve la Cineteca Nacional.

Participaron en el taller docentes de las regiones de O’Higgins, Maule y Ñuble y en la ocasión se revisó la cinta “100 niños esperando un tren” que grabó Ignacio Agüero en 1988 contando precisamente la historia de Alicia. 

-¿Cómo nació la idea de esta Escuela de Cine para niños?
-Yo hacía clases de Apreciación Cinematográfica en la Católica y en la Universidad de Chile. Tras el golpe se terminó esa escuela y desde la Conferencia Episcopal me pidieron tomar este taller. Se me ocurrió empezar con los niños. Logré hacer el Cine Foro Escolar por cinco años. Eso se convirtió en los talleres de Cine para Niños pobres. Eso duró 30 años

-¿Y cuál era el objetivo?
-Que los niños pudieran disfrutar de la imagen, del movimiento, y con ello recuperar la alegría que deberían haber tenido en su infancia. Eran niños de extrema pobreza. Se hizo en 1985 en Huamachuco y después fuimos a la zona este de Santiago. En Peñalolén se filmó la película de Ignacio Agüero. 

-En plena dictadura...
-Había una represión muy fuerte. Pasaban los helicópteros rasantes. El ambiente de los niños era muy politizado. Todos tenían a alguien desaparecido o algún familiar con detención arbitraria. 

-¿Por qué terminaron los talleres?
-Por estos días cumplí 87. Mi capacidad de preparar el material ha disminuido. 

Comentarios