“Arrau puede ser considerado el pianista más grande”

Por: Carolina Marcos 09:10 PM 2018-08-28

Antonio Formaro este lunes estaba feliz en Chillán, ciudad que él denominó como “centro de peregrinación” por ser la cuna de Claudio Arrau y de tantos otros nombres ligados a la música. El pianista argentino llegó a la ciudad para encabezar un concierto clásico en homenaje a Ramón Vinay, actividad organizada por el Departamento de Cultura de la Municipalidad de Chillán. Antes de subir al escenario del Teatro Municipal, recibió a LA DISCUSIÓN para relatar lo que sintió al conocer el Museo Claudio Arrau y tras visitar al maestro en su tumba del Cementerio Municipal de Chillán. 

“Conozco al maestro desde que comencé a tocar piano, a los 10 años. En ese momento estaba el long play. Sus grabaciones me llegaron rápido, también los programas de televisión. Él había cancelado una gira a Buenos Aires y fue una lástima porque era muy esperado allá. Él dejó en Argentina a varios discípulos que más tarde fueron mis maestros. Leí su biografía lanzada en 1986 y me resultó un libro de cabecera hasta el día de hoy”, recordó. 

- ¿Qué representa la figura de Arrau para ti?
- Claudio Arrau puede ser considerado el más grande pianista de la historia para muchos. Para mí es el pianista modelo, es un modelo de interpretación más allá de las subjetividades. Logró superar en un periodo difícil la unión de la subjetividad romántica y la objetividad del siglo XX, aunándolas, y eso dejó un legado muy importante para la figura del pianista que busca la verdad artística más allá del espectáculo. Fue un pianista de cultura muy amplia. 

- ¿Qué te pareció el Museo Arrau?
- Lo que más me impresiona es que esta nueva región que se está formando ya tiene sus lugares emblemáticos. Esto solo lo he visto en algunas ciudades europeas. Me resulta chocante que Mar del Plata que vio nacer a Astor Piazzolla o Manuel Rego, que fue un pianista que Arrau conoció y admiró, no tenga un museo de sus artistas en la música. En este sentido, Chillán está a la vanguardia. 

Cerca de Chillán
Hace poco Antonio se doctoró y está dictando seminarios en la Universidad de Talca. De hecho, gracias a ese lazo es que pudo llegar ayer a Chillán. 

- ¿Y hay alguna posibilidad de desarrollar algo parecido acá? Chillán ronda la idea de un instituto superior...
- Me han hablado de ese proyecto. Estoy muy abierto y lo veo con alegría porque el talento musical que ha dado esta región a la música clásica y popular merece que exista eso. Las figuras que ha tenido como Jara o los Parra para los argentinos son tremendamente entrañables. A veces siento que en Argentina los valoramos más. Cuando retornó la democracia, la canción chilena se divulgó muy rápido en Argentina. El primer violín de la Sinfónica del Teatro Colón, es Freddy Varela, quien es oriundo de Concepción. El talento musical que hay aquí es inmenso.
Antonio mira la hora y se comienza a preparar para salir al escenario. Claudio Arrau no puede estar ausente de su repertorio y es así como empieza con Claro de Luna de Beethoven, una sonata siempre presente en el propio repertorio del chillanejo que motivó al músico trasandino de visita en la ciudad. 

Comentarios