Buscan apoyar comercialización de pequeños agricultores de Yungay

Por: Comunicado de Prensa 05:50 PM 2018-08-27

Un histórico acuerdo de comercial con la Molinera Heredia, uno de los más importantes actores del mercado triguero a nivel nacional, firmó un grupo de 30 productores del Área Yungay de INDAP para la presente temporada.

La firma inserta en un convenio entre la Subsecretaría de Agricultura e INDAP, busca apoyar la comercialización de trigo de los pequeños productores, para quienes este rubro representa su principal fuente de ingresos; orientando así el trabajo que realizan a las necesidades del mercado y a la industria que demanda este grano.

Actualmente INDAP se encuentra desarrollando este programa en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía, apoyando la comercialización de trigo de un grupo cercano a los 250  productores.

Para conseguir este objetivo se trabaja no sólo en apoyo comercial, a través de la contratación de gestores comerciales que faciliten el proceso de encadenamiento, sino que también entregando apoyo para la adquisición de semillas certificadas de las variedades requeridas por la industria demandante.

Esto se complementa con asesoría técnica especializada, entregada por una empresa experta en cereales y que realiza un trabajo personalizado con cada uno de los grupos que integran  la iniciativa.

Lo que se persigue con este programa es que los agricultores produzcan lo que el mercado requiere en cuanto a calidad y cantidad -producir trigos con "nombre y apellido"- y no continuar con granos cuyo mercado y precio finalmente son inciertos.

La firma del acuerdo asegura la comercialización de un volumen determinado de dos variedades de trigo cuyas características de calidad -proteína y sedimentación- son de interés para Molinera Heredia, y la entrega de bonificaciones por sobre el precio de mercado.

Este compromiso comercial se repetirá en las regiones del Maule y La Araucanía, donde durante los próximos días se firmarán los respectivos acuerdos con empresas como Molinera San Cristóbal, Carozzi y Luchetti.
 

Comentarios