“O’Higgins luchó por el pueblo y estos baños los hice para el pueblo”

Por: Nicole Contreras 11:15 AM 2018-08-26

A la oficina del alcalde Sergio Zarzar la adornan el Premio Conservación de los Monumentos Nacionales que le otorgó la Presidenta Bachelet, un altar religioso y una colección de estatuillas del Quijote de la Mancha, de quien se declara admirador. En esta entrevista defiende una de sus principales hazañas de este año: la construcción de baños públicos en la Plaza de Armas, asegurando que “este país le ha faltado el respeto a O’Higgins hace rato, yo soy o’higgianiano de corazón y estos baños los hice para el pueblo”. 

Además da explicaciones sobre los principales molinos de viento que ha debido enfrentar: las licitaciones fallidas. Se alejará del personaje literario, al declararse proclive a la construcción de edificios en altura libre dentro de las cuatro manzanas, enfatizando que su administración tiene “un sentido práctico y no lírico” y que es “un hombre que ama el patrimonio, pero no retrógrado”. Sin embargo, para responder a sus críticos y a quienes asegura “han manipulado licitaciones”, se respalda en la frase que se le atribuye al hidalgo aunque no aparece en la obra, y que afirma, se repite constantemente: “Sancho, deja que ladren, es señal de que vamos cabalgando”. 

-¿Cómo se puede explicar que hayan fracasado tres licitaciones para la mantención y ampliación de áreas verdes?

-Hay que reconocer que si bien en algún momento se cometió un error puntual que pudo haber llevado a algunas empresas a no querer postular y hubo una empresa que pudo haber quedado dentro de esa licitación,  a mí me parece que por transparencia había que actuar como se hizo, en ese sentido, esperamos hacer pronto un llamado. 

-¿Por qué se produjeron esos errores técnicos en las licitaciones?

-Más que un error técnico fue una omisión involuntaria en una cantidad que no se transcribió en la cifra exacta, y eso podía llevar a que algunas empresas no participaran, y no me parecía justo.

-¿Se ha sentido defraudado por funcionarios municipales que se han encargado de las bases de las licitaciones?

-No, yo sanciono los errores premeditados, sí entiendo los errores involuntarios. Tres directores del municipio han sido desvinculados, pero ha habido funcionarios o jefes de servicios que también han sido destituidos. Yo tengo una sola línea y esa se mantiene, pero sobre el sumario en curso no me puedo pronunciar.

-Usted afirmó el año pasado que el cruce ferroviario Parque Lantaño sería un proyecto prioritario, se dio una fecha, 13 de septiembre, para firmar el contrato, pero no se concretó también por una dificultad con la licitación...

-Sigue vigente. Cuando uno está con las decisiones tomadas en beneficio de la comunidad, espera que toda la gente que esté involucrada en un proyecto actúe de buena fe, y yo creo que hubo mala fe. A mí no me gustó el tratamiento de EFE (Empresa de Ferrocarriles del Estado) en el Gobierno anterior, la presidencia de Germán Correa fue nefasta, para apurar el proyecto nos hicieron contratar a una consultora de un listado que ellos entregan, -en la Municipalidad no tengo técnicos especialistas en pasos ferroviarios-, lo hicimos para apurar el proceso, y me llegaban observaciones después de un tiempo bastante prolongado. Y después de manera irresponsable aparece una empresa postulando por $900 millones, a todo el mundo le quedó claro que lo habían inflado. Hubo manipulación en utilizar una empresa para seguir boicoteando la situación. Lo peor que he conocido en mi vida del ser humano ha sido en el ambiente de la política. Hoy hablo con Pedro Pablo Errázuriz, el nuevo presidente de EFE, y por supuesto que encontró ridículo el valor. 

-Tenían calculado un monto de $140 millones. ¿El presupuesto podría haber tenido alguna deficiencia?

-Los $140 millones eran cuando empezamos este desafío dos años atrás, es indudable que con el tiempo pueda encarecerse, pero llegar a los casi mil millones de pesos, no estoy para regalarle la plata a nadie, los recursos municipales los cuido. Por eso aplaudo la comprensión de los dirigentes de las distintas juntas de vecinos que entendieron. 

-Pero hay una parte que está en desacuerdo. ¿Qué les diría a los vecinos que otra vez sienten que no se cumplió el compromiso, y que conviven con atochamientos vehiculares?

-A mí no me gusta comprometerme con las fechas, porque siempre hay imponderables, pero las fechas no las pusimos nosotros. Gracias a la comprensión del nuevo presidente de EFE, entendimos  que podemos llegar al proyecto definitivo, que sería el proyecto bajo nivel. Categóricamente digo que los tacos de vehículos llegaron para instalarse, porque hacer restricción vehicular no es llegar y tomar esa decisión.

-Solo una empresa realizó una propuesta, ¿hay una falta de compromiso de las empresas con las licitaciones?

-No creo en eso. Mi crítica es que si bien hay empresas constructoras nobles, también hay otras que mejor ni hablemos. Es tanto lo que hay que construir en Chillán que hoy una constructora equilibrada  gana bien, pero con precios módicos. Mi indignación es que en el área privada una obra que puede costar 200 millones, tú la licitas y aparecen seis empresas que dicen que no se puede hacer con menos de 600, ahí yo me rebelo, porque el cemento es el mismo, no estoy para darle en el gusto a ese tipo de empresarios, si yo naciera de nuevo sería constructor, pero estaría en el grupo de constructores honestos.

-Siempre ha puesto énfasis en que uno de sus legados es en materia cultural. ¿Se debería haber planteado de otra forma el Plan Regulador que permite la altura libre dentro de las cuatro plazas?

-Estoy por defender el patrimonio y los sectores residenciales patrimoniales dentro de las cuatro avenidas, pero no que dentro de las cuatro avenidas no se puedan construir edificios. Hay una necesidad de oficinas para servicios y  profesionales, decir que ahora no puede haber edificios de más de siete pisos, de qué están hablando, no estamos afectando lo patrimonial, tiene que haber una mixtura de edificios.

-Usted dice que la altura no va a afectar el patrimonio, pero ¿no cree que el edificio de 22 pisos que se está construyendo al lado de la Municipalidad afectará la armonía del casco histórico?

-Sí, la línea de edificación es muy armónica en las cuatro cuadras de la plaza, pero cuando se construyó el edificio Los Héroes también criticaban y después resulta que se adaptó. El edificio que se pretende hacer está destinado a un hotel de categoría, con comercio, oficinas para que siga funcionando la capital regional. Legalmente podían construir ahí porque se había autorizado en un tiempo anterior.

-Pero se podría haber considerado que tuviese menor altura...

-Luego de ocho años del terremoto ese edificio quedó para demoler y estaba siendo un lunar. Entre ver una casa de gaviotas y la residencia de ratones, prefiero que pensemos que la ciudad debe crecer y desarrollarse. Comparto que va a romper la hegemonía que tienen los Edificios Públicos, pero legalmente se podía construir. 

-En relación a proteger el patrimonio. Los baños públicos que se construyen en la plaza han sido criticados. ¿Se consideró que fuesen subterráneos?

-Trabajo hace diez años frente a la Plaza de Armas y bajo, converso con los jóvenes, con los adultos mayores, con las mamás que traen a los niños, y todos me decían que necesitaban un baño. Analizamos la idea de hacerlo subterráneo, debajo del odeón, pero pensamos que no correspondía. Tenían que ser dentro de la plaza, no podemos arriesgar a los niños a que crucen la calle corriendo, y ser tan ingratos con los adultos mayores, con los minusválidos. 

-Se pensó en la posibilidad de hacer cierta cantidad de baños para niños, discapacitados, adultos mayores en la superficie y de forma subterránea el resto...

-Si el edificio es poco. Dicen que es una falta de respeto a O’Higgins, este país le ha faltado el respeto hace mucho rato, soy o’higginiano de corazón, porque para mí es el ciudadano principal de este país, y cómo lo trataron, lo mandaron al exilio para que muriera en Perú. O’Higgins luchó arriesgando su vida por el pueblo, estos baños los hice yo para el pueblo, que son quienes verdaderamente llegan a la Plaza de Armas, los demás a lo mejor andan en la playa o en Miami. No es lo ideal, pero me pongo en el lugar de un minusválido...

-¿Cómo evalúa la nueva política migratoria?

-Se está ordenando, pero también el Gobierno tiene que entender que a los inmigrantes que vienen de países que viven momentos duros hay que tenderles la mano como si fueran chilenos. En general se han adaptado bien, pero no podemos ceder como municipio si piensan que se van a instalar en las calles a vender productos con canastos, manteles, ahí vamos a aplicar una normativa. 

-Usted es descendiente de inmigrantes que también enfrentaron dificultades, ¿qué diferencia hay entre esa inmigración y ésta?

-Yo pienso que fue en una escala menor, en los tiempos de mi abuelo, a comienzos del siglo XX llegaron a trabajar, venían con respaldo económico y fueron un aporte para el país.

-¿Piensa que ahora los inmigrantes no llegan con esa disponibilidad de trabajar ni con ese respaldo económico?

-Algunos llegan con lo puesto y con la ilusión de tener una vida mejor. Y no nos olvidemos que antes que llegaran ya teníamos cesantía en el país. Hay que considerarlos a ellos también, si son seres humanos que necesitan comer y dormir.

-¿Qué opinión tiene de la situación que afecta a la Diócesis de Chillán en relación a los presuntos abusos a menores?

-Lo lamento porque genera un desencanto con la fe y la Iglesia Católica, que está viviendo una crisis importante en muchos países del mundo. La Iglesia está equivocada hace mucho rato, indudablemente que lamento la cantidad de víctimas que hay, pero yo voy más atrás,  si un cristiano cree que somos hijos de Dios, por qué vamos contra la naturaleza del creador, si todas las personas tenemos el deseo de actuar naturalmente en relación al sexo. Los ortodoxos se casan y tienen familia.

-¿Está de acuerdo con el aborto en tres causales?

-Soy proclive a defender la vida, pero hay situaciones en el aborto que son comprensibles, Hay mujeres que han tenido problemas de salud y han sido equivocadamente tratadas, la radiación en algunos casos provoca deformaciones. Y cuando está en peligro la vida de la madre hay que entenderlo. En el caso de la violación hay que respetar la decisión de la persona violada que de manera injusta ha sido maltratada sin consentimiento, a veces por delincuentes, a esa persona hay que darle la oportunidad si queda embarazada pueda determinar.

Comentarios