¡Grande Tomás!

Por: Rodrigo Oses 2016-05-16
Rodrigo Oses

Con apenas 18 años el tenista chillanejo Tomás Barrios logró su primer título profesional ayer tras vencer con clase, talento y temple, al jugador barbadiense Daring King, que lo supera por casi 500 lugares en el ránking ATP, en la final del Torneo F2 de Pachuca, México.

Su impresionante logro no es fruto de la casualidad ni de un bajón de su oponente.

El ingreso al profesionalismo de Tomás fue planeado por un preparado equipo multidisciplinario que ha sabido explotar no sólo su talento innato, ese que forjó su padre Marcelo desde pequeño y que pulió en la cancha de tenis que le construyó en su casa parcela, sino que además, que supo incrementar su capacidad física y fortaleza mental.

Ahí radica la gran diferencia en el juego de Tomás. Hoy es un ex juvenil que pinta para crack porque ha crecido en el rendimiento físico, llegando más entero y seguro al cierre de los partidos y mucho más concentrado en los puntos claves.

Ayer ni siquiera la persistente lluvia que interrumpió su aplastante inicio lo desconcentró porque volvió con más contundencia para sellar el primer set con un categórico 6-1.

Su futuro es insospechado. Tiene recién 18 años y en menos de una temporada ya ha escalado casi 400 puestos en el ranking ATP, se estrenará en dos semanas entre los mejores 600 del mundo y a fin de temporada, su entrenador espera que culmine entre los Top 400.

Y todo con 18 años. ¿Podrá algún día Tomás estar entre los mejores 10 del mundo?

Paso a paso. Ya ha dado muestras de un gran crecimiento y se vislumbra un desarrollo sostenido de su juego.

Lo más importante es que ha demostrado a corta edad que jugando en Europa, en Sudamérica, en China, es fuerte de cabeza y su evolución técnica despierta una mayor ilusión en su rendimiento.

Con derecho potente, una temible devolución y un revés a dos manos de temer, Tomy promete seguir ganando confianza. Este primer título es un tremendo espaldarazo a su incipiente , pero prometedora carrera. Un chillanejo en la elite del tenis mundial seguramente será una realidad en un par de temporadas. Grande Tomás.

Comentarios