Llaman a consumir leña de especies exóticas y proteger bosques nativos

Por: Jorge Chávez 09:40 PM 2016-05-15

Según el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), en Chile existen más de un centenar de especies exóticas invasoras en flora y fauna que se distribuyen a lo largo del territorio. De ese total, al menos una treintena fueron calificadas como una amenaza para la biodiversidad del país.

Los populares arbóreos aromo y eucalipto y arbustos como la zarzamora y el ulex, son algunos de los ejemplares vegetales que compiten fuertemente con las de tipo nativas. La cabra, el conejo, la liebre europea, la cotorra argentina, la avispa chaqueta amarilla, entre otras, son la fauna a la que se les viene prestando especial atención por el impacto que podrían generan en el ecosistema nacional.

A nivel provincial, la notable presencia de especies exóticas, especialmente el aromo y el eucalipto que están repartidas en vastas zonas de bosques nativos y diversos valles ñublensinos, ha sido entendido por las autoridades regionales como una verdadera advertencia.

El secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas, asegura que no existe un elemento natural más perjudicial para el bosque nativo que el aromo, ya que se trata de arbóreos altamente consumidores de agua y que facilitan el crecimiento de los incendios forestales.

“Si hay un enemigo número uno en el bosque nativo es el aromo. Esta especie genera principios de fuego y tras un siniestro, se expande rápidamente y son los primeros en recolonizar amplios sectores, quitando espacio de desarrollo al bosque nativo; estos ejemplares se alojan especialmente cerca a los cursos de agua y vertientes, y si bien la gente cree que esta vegetación los protege, ocurre todo lo contrario, ya que lo que está haciendo es dejarlos sin agua”, explica.

El funcionario de gobierno hizo un llamado a priorizar el consumo de aromo y eucalipto como leña en la calefacción domiciliaria, para evitar su descontrolado crecimiento por áreas naturales protegidas de la provincia y al mismo tiempo para desincentivar el uso de astillas proveniente de árboles nativos.

“Como Seremi de Medio Ambiente hemos realzado que las dos maderas que tienen un mayor poder calorífico son el aromo y el eucalipto, de tal manera que cuando hago la recomendación a la ciudadanía sobre el tipo de astilla que tienen que comprar serían estas dos, y al mismo tiempo ayudaremos a proteger la depredación del bosque nativo, dado que de las 4.000 hectáreas de árboles desde donde se extrae leña que se consumen en Ñuble, 3.500 de ellas se desconocen su origen, por lo que pueden ser especies nativas que han sido taladas sin un plan de manejo y reforestación”, indicó Richard Vargas.

Control
Entre el año 2012 y 2015 la Corporación Nacional Forestal (Conaf) de la Región del Bío Bío ejecutó el Programa “Transferencia Manejo de Bosques y Producción de Leña Certificada” en el que se consideró especies nativas y exóticas como fuente para la producción del popular combustible.

En el trienio en mención, se produjeron 1.019 hectáreas de bosques manejados en la Provincia de Ñuble, en los que se incluyeron ejemplares nativos, aromos y eucaliptos, alcanzándose una producción de 15.350 metros cúbicos de leña legal y seca, que fue posible por el trabajo de 35 pequeños propietarios que recibieron asistencia técnica.

El jefe provincial de Conaf Ñuble, Francisco Castillo, comenta que a nivel local el consumo del popular combustible se mantiene en el orden del 50% de especies nativas y la otra mitad de árboles exóticos; de estos últimos, aclara, el de mayor prevalencia es el aromo.

Castillo señala que la propagación de las especies exóticas no solo se da de manera natural o por acción de grandes incendios, sino que muchas veces el hombre aporta de manera particular en su expansión.

“Por ejemplo el aromo está muy presente en las cajas y bordes de ríos. Precisamente de estos lugares se extrae material para construir y estabilizar caminos, entonces cuando se ocupan estos materiales se produce un traslado de semillas que terminan generando cordones de aromos en el borde de los caminos y se extienden por otros sectores alrededor. Por eso una buena medida para controlar este problema sería utilizar arena de canteras”.

El funcionario de gobierno recalca que los incendios que se producen en zonas en donde existe vegetación exótica suelen ser muy agresivos y de difícil control.

Castillo recordó que no solamente las especies exóticas tienen las características de ser invasoras, sino que también hay casos de ejemplares nativos que se desarrollan facilmente a veces a costa de otras especies locales.

“Dentro de las nativas tenemos a las quilas, que en ciertas condiciones de mucha luminosidad o de abertura muy grande de los bosques, son muy agresivas y terminan invadiendo otros bosques y eventualmente pueden generar algún grado de complicación, pero vale decir que están dentro del ciclo natural de los bosques, ya que cuando no encuentran la luz necesaria tienden a desaparecer”, precisa el jefe provincial de Conaf  Francisco Castillo.

Comentarios