La Seremi y el Deproe pedirán datos sobre fondos “empozados” del SEP

Por: Edgar Brizuela 04:55 PM 2016-05-15

Como una falla grave de la Municipalidad de Chillán es calificada la existencia de una cantidad elevada de dinero correspondiente a la Subvención Especial Preferencial, SEP, que se encuentra acumulada y que no han podido ser ocupada por escuelas y el Departamento de Administración de la Educación Municipal(DAEM).

Los recursos que estarían empozados superarían según estimaciones municipales los 600 millones de pesos aproximadamente, los que provienen de la anterior administración de la entidad que dirige los destinos de las escuelas y liceos que son controlados por la municipalidad chillaneja.

El uso de los dineros que llegan a la ciudad a través del programa especial del Ministerio de Educación ha sido objeto de cuestionamientos permanentes desde hace varios años y no se ha llegado a una solución definitiva lo que deriva en que cada cierto tiempo resurjan las aprensiones.

El tema fue expuesto públicamente por el concejal Jorge Vaccaro durante una sesión de la comisión Educación desarrollada el miércoles pasado en el salón de Concejo y al que concurrió el jefe(s) del DAEM, Nelson Marín quien abordó aspectos generales y específicos sobre la marcha del sistema.

Durante la cita, Vaccaro manifestó que la información que tenía daba cuenta que existían recursos del orden de los 4 mil millones de pesos de la SEP que estaban en las arcas del DAEM sin que hubieran sido puestos a disposición de las escuelas y liceos para favorecer a los alumnos más vulnerables del sistema.

El concejal Edison Coronado igualmente sostuvo que aparentemente no se estarían cumpliendo los compromisos con los educandos de menores ingresos y con necesidades especiales quienes requieren de apoyo adicional para que puedan acceder a la educación que garantiza el Estado.

La impresión que se tiene es que llegan más recursos de los que salen, lo que lleva a que el sistema se llene de recursos que se mantienen absolutamente ociosos. Tras ello pueden haber muchas razones como la poca habilidad de los establecimientos para generar iniciativas destacadas y que sean financiadas.

SUBVENCIÓN
La Ley de Subvención Escolar Preferencial Nº 20.248, está destinada a compensar las diferencias que genera el trabajo con alumnos y alumnas prioritarios, desde la Educación Parvularia hasta Enseñanza Media, buscando la igualdad y equidad, señala el director del DAEM Nelson Marín.

El profesional, inició su gestión enfocada en transparentar información y solucionar una serie de problemas que se venían arrastrando desde hace muchos años, entre ellos mejorar las relaciones humanas, vincularse de mejor manera con autoridades municipales y directores de escuelas en el entendido que solo de esta manera será posible alcanzar los objetivos que se propone la municipalidad.

La nueva relación, señala el concejal Juan López Cruz, presidente de la comisión Educación del Concejo Municipal, marca una diferencia notable respecto del desempeño de la anterior directora, quien tuvo desencuentros con el alcalde y actores relevantes del sistema educacional como los directores de escuelas.

Marín señala que en estos momentos en el sistema educacional municipal son beneficiarios todos los establecimientos a excepción de la Escuela Especial “Las Acacias”, la Escuela Carcelaria “Nueva Esperanza” y el Liceo de Adultos “Vida Nueva”.

El directivo agrega que la cantidad de recursos congelados que manejan por la referida subvención no llega a los 4 mil millones de pesos como plantean concejales. La situación económica, al mes de abril 2016, incluido los mayores ingresos por concepto de alumnos preferentes desde este mismo mes, considera un monto global de $3.046.727.594.

De ese total, sostiene el directivo, existe una cantidad importante que corresponden a montos ejecutados y otros  comprometidos, que totalizan $2.421.351.430 y cuyo fin es la adquisición de bienes y servicios.

De esta manera, según las cifras del Daem existirían alrededor de 600 millones de pesos que estarían empozados dado que no se han ejecutado proyectos.

Marín sostiene que “los montos acumulados se explican por variables como la acumulación de recursos en sus inicios (año 2010), la divergencia en su uso y modificaciones legales y en la burocratización en los procesos”.

METODOLOGÍA
El uso de los recursos tiene su base en la implementación del Plan de Mejoramiento Educativo (PME), que elabora el propio establecimiento educacional a partir del diagnóstico y que establece acciones en las áreas de Gestión del Currículum, Liderazgo Escolar, Convivencia Escolar y Gestión de Recursos.

Los recursos SEP, entonces, agrega Marín, “se pueden utilizar solo en aquellas acciones que estén incluidas en el Plan de Mejoramiento Educativo, o que sean generados por su elaboración o implementación, porque no se pueden cubrir gastos que deberían financiarse con cargo a otras fuentes de recursos”. 

Desde esta perspectiva, no se pueden financiar con recursos SEP los gastos señalados en el artículo 5 de la Ley de Subvenciones que deben ser financiadas por la subvención general o la de apoyo al mantenimiento, como el pago de remuneraciones del personal, los gastos de administración, reparación, mantención o ampliación de las instalaciones, o cualquier otra inversión destinada al servicio de la función docente que corresponda a aquellos costos necesarios para dar cumplimiento al plan oficial de estudios, el cual debe cumplirse cuente o no con recursos SEP. 

Adicionalmente no existe ningún porcentaje de los recursos SEP que sea de libre disposición, por lo que los fondos disponibles deben ser invertidos en lo que está establecido. Además, en el modelo de gestión de Chillán, son los establecimientos los que resuelven la inversión partir de las acciones que tienen en sus respectivos planes.

DIFERENCIAS
En la administración pasada del DAEM, parte de los recursos fueron utilizados para adquirir alimentos que utilizaban los establecimientos para sus fiestas de aniversario y otros fines que se alejaban de los criterios señalados en la legislación.

Juan López recalca que, por ejemplo, “se compraban tortas o se pagaban cócteles para aniversarios de las escuelas pues se considera que ello formaba parte de las acciones que se podrían ejecutar. pues no había claridad sobre el uso de los fondos y había mucha interpretación de los directores”.

Los criterios para el uso de los fondos se fueron relativizando en la medida que no había una normativa clara, una suerte de código escrito, que señalara más allá de toda interpretación personal, los fines que se deberían dar de los dineros públicos, a pesar de que todos conocen que el objetivo es atender las necesidades de los menores de escasos recursos.

En estos momentos, los concejales están a la espera del informe final del DAEM porque tienen dudas acerca de los montos que maneja la entidad, pues una cosa se sostiene, es tener fondos comprometidos y otra es que efectivamente hayan sido transferidos para cancelar servicios que satisfagan las necesidades educativas de los menores.

Además, en el informe que esperan que se les haga llegar deben estar especificados todos los servicios contratados por la municipalidad, con la finalidad de saber si efectivamente se ajustan a los criterios planteados por el Ministerio.

INVESTIGACIÓN
El director del Deproe Hernán Alvarez dijo ayer, tras conocer los hechos por LA DISCUSIÓN, que pedirá al municipio los antecedentes con el fin de derivar el caso a la Superintendencia de Educación que es la que debe pronunciarse.

“Independiente de los montos que estén empozados es una falla grave que haya recursos estatales de la subvención preferencial que estén sin ser ocupados”.
Por su parte, el seremi de Educación, Sergio Camus, plantea que “el hecho que no se usen recursos es grave pues atenta contra el apoyo que deben recibir los alumnos de las escuelas a través de los fondos SEP”.

Igualmente planteó que “podemos pedir los antecedentes como Seremi, pero en concreto la Superintendencia de Educación es la que debe conocer de este caso”.

SEP

Comentarios