Primarias: un tibio avance

Por: La Discusión 04:45 PM 2016-05-15

Luego que el Tricel resolviera acoger el recurso presentado por la Nueva Mayoría, que le permitirá inscribir sus candidaturas para las primarias legales del próximo 19 de junio, se conocieron aspectos del acuerdo entre los partidos que revelan un fuerte centralismo en la toma de decisiones y un tibio compromiso democrático de las colectividades por entregar a la ciudadanía el poder de elegir a sus candidatos.

Basta mencionar que de las 21 comunas de la Provincia de Ñuble, solo en seis se realizarán primarias legales del conglomerado oficialista, lo que en la práctica da cuenta del escaso interés por avanzar hacia una definición más democráctica de los candidatos a alcalde, un contrasentido si se considera que fue el actual gobierno de la Nueva Mayoría el que impulsó el proyecto de ley de primarias.

Solo en Chillán, Cobquecura, Coelemu, Ninhue, San Carlos y Yungay los electores podrán expresar sus preferencias respecto de los postulantes del conglomerado oficialista. Se trata precisamente de aquellos municipios que no están en manos de los partidos de Gobierno, y por tanto, un tibio avance.
En tanto, en otras 13 comunas existe acuerdo entre los partidos respecto de un candidato único, donde en cinco de ellas se trata de alcaldes que están actualmente en ejercicio.

Finalmente, quedó en suspenso la definición en San Fabián y en Chillán Viejo, siendo este último uno de los municipios respecto de los cuales no se llegó a acuerdo entre los partidos y donde colisionaron las posturas de quienes plantean que se debe repostular al alcalde actual, por un lado, y los que abogan por la elección democrática del candidato único entre cuatro aspirantes. Sin embargo, debido a la imposibilidad de efectuar primarias convencionales y las escasas opciones de alcanzar un acuerdo, lo más probable es que al menos dos de esos cuatro aspirantes lleguen a la papeleta en octubre próximo, cuando se realicen las elecciones de alcaldes y concejales.

Lamentablemente, la suerte de teleserie en que se ha convertido este proceso, tanto a nivel nacional como local, le hace un flaco favor al objetivo principal de las primarias, cual es la democratización de la elección de los candidatos, ya que no han sido pocos los dirigentes políticos y alcaldes que han puesto objeciones a las primarias, tanto explícitamente como soterradamente. 

De ello se concluye no solo el miedo a competir, sino que también una escasa voluntad por fortalecer este mecanismo, y una tendencia a añorar antiguas prácticas de los partidos, como las designaciones “a dedo”, las negociaciones de cúpulas y la tradición de “el que tiene mantiene”, las que se han intentado desterrar de la política, sin mucho éxito.

Y han sido precisamente esas prácticas que han dado la espalda a la voluntad popular las que han generado un fuerte rechazo de parte de la ciudadanía, que en la última elección municipal de 2012 se expresó en una abstención superior al 60% y en una abrumadora derrota de la ex Concertación, pues sus candidatos lograron imponerse en apenas cinco comunas, de un total de 21.

En este panorama, la última palabra la sigue teniendo el votante, que solo a través de una alta participación en las primarias de junio y un amplio rechazo a los candidatos escogidos “a dedo” en las elecciones de octubre, puede contribuir a entregar un mensaje claro a los partidos que dicen ser democráticos.

Comentarios