Fuerte polémica sacude a proyectos de seguridad

Por: Susana Núñez Fotografía: LA DISCUSIÓN 07:45 PM 2018-08-16

Controversia generó en Ñuble la distribución de los recursos del Fondo Nacional de Seguridad Pública, ya que desde la Nueva Mayoría acusan que hubo “sesgo político” y “centralismo”en la selección de los proyectos para favorecer a comunas lideradas por alcaldes de oficialismo en desmedro de los de oposición.

El primero en levantar la voz fue el senador PPD Felipe Harboe, quien a su juicio hubo “discriminación política” en el procedimiento y anunció la presentación de una denuncia en Contraloría General de la República para transparentar los puntajes y criterios de evaluación.

“En la Región del Bío Bío, de los 15 proyectos adjudicados, ninguno de los proyectos es para un municipio en manos de un alcalde de oposición”, criticó el congresista, tras conocer la reciente entrega de 89 proyectos del fondo. 

“Cuando un Gobierno discrimina a un municipio, en materia de seguridad pública, por el color político de su alcalde, está perjudicando a miles de familias”, afirmó.

En total fueron 228 millones de pesos que se transfirieron desde la Subsecretaría de Prevención del Delito a cinco comunas de Ñuble que hoy están lideradas por alcaldes del oficialismo. Se trata de San Carlos (RN), Coihueco (IND), Quillón (RN), Portezuelo(RN) y San Ignacio (UDI), donde ejecutarán iniciativas para combatir la violencia y el delito.

Una de las comunas que quedó fuera del proceso de selección fue Coelemu, donde su alcalde Alejandro Pedreros, independiente pro Nueva Mayoría, compartió las declaraciones del parlamentario y además calificó de “poco equitativa” la distribución de los recursos, algo que también advirtió que se replica en otros fondos de Gobierno.

“No es posible que hoy día proyectos de las mismas características y con el mismo enfoque, tengamos resultados que son absolutamente sesgados”, dijo el jefe comunal.

Sus críticas apuntan a que se han concentrado los recursos en Bío Bío en desmedro de Ñuble, considerando que aún existe la dependencia con ese territorio para la continuidad de las iniciativas. Por esta razón afirmó que planteará este jueves su inquietud al intendente Jorge Ulloa, donde defenderá los proyectos locales.

“No solo de seguridad ciudadana, sino también de inversión pública como Frill y FNDR, donde pensamos que hemos sido terriblemente discriminados, y aquí yo me hago responsable, porque en esta parte tengo información oficial, y vamos hacer manifiesto nuestro descontento, porque no solo no se revisó los proyectos, sino que hoy estamos en una clara desventaja con la Región del Bío Bío, donde además el proyecto de ley contempla que seguimos teniendo dependencia “, dijo el alcalde.

El alcalde de Ránquil, Benito Bravo (PPD) manifestó su preocupación ante la posibilidad que en la toma de decisiones primen los intereses políticos por sobre el desarrollo de las comunas.

“Presentamos proyectos bastante interesantes, uno de ellos el año pasado y este año volvimos de nuevo con esta iniciativa y no quedó seleccionada, pero me llama la atención que se haya favorecido a comunas lideradas por alcaldes de Gobierno, por lo menos está la suspicacia que no han sido criteriosos en la toma decisiones, voy a conversar con el senador Harboe para manifestar esto al intendente porque lo vemos con preocupación”

Respuesta del Gobierno 
Desde el Gobierno respondieron las críticas y aseguraron que los criterios técnicos son los que rigen el procedimiento de selección de proyectos y no la tendencia política de los municipios que los presentó.

“Nuestro Gobierno, como no puede ser de otra manera, no hace ninguna acepción política o antojadiza en la adjudicación de los proyectos, y mucho menos aún en un tema tan sensible como es la seguridad. En ese sentido, para el Gobierno la seguridad es uno de nuestro ejes principales, así lo ha dicho el Presidente y el intendente Jorge Ulloa, por lo que descartamos de plano cualquier decisión antojadiza respecto a la asignación”, enfatizó la seremi de Gobierno Francesca Parodi.

En la misma línea, el delegado de Seguridad en Ñuble, Alan Ibáñez, aclaró que no hubo discriminación política, ya que también fueron favorecidas dentro de la Región de Bío Bío municipalidades encabezadas por la oposición.

“Con respecto a las 15 comunas que fueron beneficiadas con el Fondo Nacional de Seguridad Pública de la Región de Bío Bío, éstas fueron seleccionadas por un argumento netamente técnico de la Subsecretaría de Prevención del Delito, en el cual se dejaron de lado los colores políticos y se priorizó el trabajo de seguridad de las diversas comunas. Tenemos claros casos como Hualqui, Lota, Florida y Hualpén que no son municipios de oficialismo, donde sí fueron beneficiados a través de estos fondos”, sostuvo.

Proyectos 
Los fondos adjudicados permitirán financiar proyectos que buscan mejorar la seguridad del entorno y también para la adquisición de elementos que permitirán controlar delitos en las diferentes comunas seleccionadas. 

Destacan nuevas cámaras de  televigilancia para Coihueco, junto a la adquisición de vehículos de seguridad para mejorar los patrullajes y control del abigeato en San Carlos y Portezuelo.

En el caso de Quillón se trabajará a nivel educacional  para la prevención del bullying escolar. 

Comentarios