Afectados por el Punilla piden cumplir plan social

Por: Roberto Fernández Fotografía: Víctor Orellana 09:50 PM 2018-08-14

La presidenta de la Junta de Vecinos Los Sauces, de San Fabián, Lorena Navarrete, hizo un llamado a las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) a mejorar el trabajo con las familias afectadas por la construcción del embalse La Punilla y a avanzar en la implementación del Plan de Desarrollo Social (PDS), instrumento de compensación para las 83 familias que deben ser relocalizadas, según establece la resolución de calificación ambiental (RCA) del proyecto, el que debe ser ejecutado por la concesionaria Astaldi.

El embalse inundará 1.700 hectáreas en la zona cordillerana de Coihueco y San Fabián, y según ha reconocido el propio MOP, exhibe un atraso en la relocalización de las 31 familias de la Zona A, que es donde se iniciarán las obras a comienzos de 2019.

Navarrete manifestó que “han pasado varios meses desde que asumieron las nuevas autoridades, mucho se publicó en la prensa de la venida a la zona de un delegado que iba a enviar el ministro para solucionar los problemas, principalmente de la Zona A, pero lamentamos comunicar que no ha habido avances en las conversaciones de algunos puntos manifestados por la comunidad”.

Y si bien no se concretó la visita del delegado anunciada por el ministro, sí concurrió a la zona un profesional de la Dirección de Concesiones, quien se reunió con representantes del municipio de San Fabián, tras lo cual se resolvió extender el plazo para la relocalización de las familias de la Zona A, dado que el plazo original, previsto para abril pasado, no se cumplió.

En mayo pasado el MOP dio a conocer la nueva carta Gantt del proyecto, que si bien mantuvo el plazo para el inicio de la construcción (2019), extendió hasta noviembre del presente año el plazo para la relocalización de las 31 familias de la Zona A.

En la Zona A solo 16 familias han accedido a la firma del convenio para coordinar el traslado y entrega de bonos para la adquisición de predios y viviendas según sea el caso; 14 familias no han accedido a firmar; y una persona como integrante único de una familia, falleció.

El rechazo a firmar los convenios responde a la disconformidad de las familias con los montos de los bonos establecidos para la adquisición de un inmueble, así como la ausencia de un plan de apoyo ganadero, que les permita continuar con su principal actividad económica: la crianza de animales.

Denuncia amenazas

“Acá el Estado y la empresa a cargo de implementar el PDS se han encargado estos dos años de dividir a la comunidad, debilitar a las organizaciones y seguir adelante con su propio discurso, tratando de convencer a cada vecino, aprovechándose de su vulnerabilidad, fragilidad y desconocimiento, ejerciendo presiones indebidas con tal de que el MOP no se siga atrasando con los plazos que se establecieron en el contrato de concesión”, expresó Navarrete.

En ocasiones anteriores la dirigenta ya había denunciado  amedrentamientos de parte de contratistas de la concesionaria contra las familias que aún no firman los convenios, lo que fue desmentido por el MOP.

“Un ejemplo del mal actuar del MOP fueron las últimas tasaciones que ocurrieron en julio, en que a algunos afectados no se les avisó y a otros solo dos días antes; el MOP ha señalado en varias ocasiones que este es un proyecto ejemplar del Estado, pero en la práctica esto no se cumple, tanto así que a algunos vecinos de la Zona A les han señalado que están dispuestos a arrendarle casa o terreno con tal de que entreguen sus predios de aquí a diciembre, y si no ‘que se atengan a las consecuencias’; ¿acaso estas palabras no son amenazas?”, planteó Navarrete.

Construcción

De acuerdo al cronograma actualizado del MOP, a fines de este año se ejecutará la instalación de faenas, vale decir, el establecimiento de las oficinas, bodegas, campamentos y las plantas de áridos. De esta manera, a partir del primer trimestre de 2019 se iniciará la excavación y construcción de los túneles de desvío de las aguas, trabajos que se extenderán hasta fines de 2020. 

La construcción de la presa, en tanto, cuyo muro tendrá 137 metros de altura, comenzará el segundo semestre de 2020.

Comentarios