SEA Ñuble revisará proyectos que entren desde septiembre

Por: Roberto Fernández 05:20 PM 2018-07-26

Relacionado

30 proyectos emplazados en Ñuble se tramitan actualmente en el SEA de la Región del Bío Bío.

Proyectos como la línea de transmisión Punilla-San Fabián, los 11 centros de cultivo acuícola de Inversiones Pelícano frente a las costas de Ñuble, los parques fotovoltaicos PSF 1 y 2 de Chillán Viejo o el complejo habitacional Huertos de Chillán, que se tramitan actualmente en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región del Bío Bío, deberán completar su proceso en dicha repartición hasta obtener su aprobación o rechazo en la Comisión de Evaluación Ambiental Regional encabezado por el intendente de Bío Bío, Jorge Ulloa, independiente de si ello ocurre después del 6 de septiembre del presente año, cuando comience a operar en regla la nueva Región de Ñuble con todas sus instituciones ambientales.

Así lo confirmó ayer el delegado ministerial de Medio Ambiente en Ñuble, Patricio Caamaño, quien explicó que si bien el SEA de Ñuble comenzará a funcionar a partir del 6 de septiembre, este servicio solo evaluará los proyectos ingresados a partir de esa fecha.

De igual forma, la Comisión de Evaluación Ambiental de Ñuble resolverá solo aquellos proyectos que hayan sido tramitados en el SEA de Ñuble.

La mencionada comisión estará presidida por el intendente de Ñuble e integrada, además, por los seremis de Medio Ambiente, Energía, Vivienda, Agricultura, Minería, Salud, Economía, Obras Públicas y Transportes, además del director regional del SEA.

Caamaño sostuvo que este tema fue analizado con el director ejecutivo del SEA, Hernán Brücher, atendiendo una recomendación de Contraloría. “A mí me parece muy lógico, pues desde el punto de vista del inversionista puede ser complejo cambiar a los evaluadores”.

Institucionalidad 

Sin embargo, la Región de Ñuble no contará con toda la institucionalidad ambiental instalada el mismo 6 de septiembre. Si bien todas las regiones cuentan con una oficina de la Superintendencia de Medio Ambiente, cuya principal misión es la de fiscalizar y monitorear los instrumentos de gestión ambiental, así como también acoger las denuncias, entre otras funciones, en la Región de Ñuble ese proceso de instalación será gradual, y según explicó Caamaño, se producirá en la medida que se genere la necesidad.

De todas formas, explicó, la Seremi de Medio Ambiente, que compartirá espacio con el SEA en un inmueble ubicado en Vega de Saldías 645, actuará como ventanilla para canalizar las denuncias a la oficina de Concepción.

 “Esto tiene que ver con la eficiencia en el uso de los recursos”, aclaró Caamaño, quien adelantó que ello debiera cambiar también en la medida que se aprueben las modificaciones a la institucionalidad ambiental contenidas en un proyecto de ley que se tramita actualmente en el Congreso, y que considera, entre otros puntos, la división territorial en macrozonas.

Proyectos en evaluación

Actualmente son 30 los proyectos emplazados en Ñuble cuyos estudios o declaraciones de impacto ambiental se encuentran en proceso de calificación en el SEA de Bío Bío, entre ellos, cuatro conjuntos habitacionales, tres iniciativas de extracción de áridos, tres mejoramientos de plantas de residuos, dos parques fotovoltaicos, sin embargo, aquellos más controvertidos son, sin duda, las llamadas “salmoneras” que se pretende emplazar en Cobquecura, la línea de transmisión que evacuará la energía de la central Punilla, el relleno sanitario Ñuble Sustentable en Chillán Viejo y el aumento de capacidad del plantel de cerdos Santa Josefina, en Coihueco.

Cae ritmo de inversión

Según las estadísticas del SEA, el ingreso de nuevos proyectos emplazados en Ñuble durante el primer semestre del presente año alcanzó a 14, los que representan una inversión total de 108,1 millones de dólares, lo que representó  una caída de 37,7% en comparación con igual periodo del año anterior.
Y si bien desde distintos sectores han apuntado a un problema de expectativas económicas, que se refleja con particular vehemencia en la baja inversión en Ñuble, también existe un diagnóstico crítico respecto de las trabas burocráticas que están enfrentando los inversionistas en la obtención de permisos, como los ambientales.

En ese sentido, el actual Gobierno definió como una de sus tareas prioritarias generar mayores incentivos a la inversión, partiendo por agilizar la tramitación de proyectos, una tarea que también incluye al SEA, donde algunas iniciativas han enfrentado extensos procesos de evaluación debido, principalmente, a la mala calidad de los estudios presentados por los inversionistas.

Comentarios