Experto advierte el peligro de acostumbrarse a actividad volcánica

Por: Carolina Gómez Fotografía: La Discusión 11:05 AM 2018-08-09

La explosión registrada ayer miércoles en el Complejo Volcánico Nevados de Chillán llamó la atención a nivel nacional, no solo por la magnitud de la columna de humo que generó, sino que también por la naturalidad con la que los turistas grabaron la escena.

Frente a esta situación, el geólogo y académico de la Universidad de Concepción, José Luis Palma, advirtió sobre el peligro de “acostumbrarse” a la actividad volcánica que desde el 2015 tiene el macizo, esto porque se pierde el “miedo” corriendo riesgos en caso de generarse una explosión de mayor magnitud.

“Muchas veces puede jugar en contra acostumbrarse a la actividad de un volcán porque éstos pueden ir variando sus niveles de actividad. Cuando una persona se acostumbra a lo que está observando le pierde el miedo y al perderle el miedo deja de tomar las precauciones necesarias. Esto ocurre no solo con la gente que viva ahí, sino que incluso puede ocurrir con las mismas autoridades, como ya ha pasado en otras partes del mundo”, dijo el experto.

Agregó que cuando se naturaliza la actividad se generan situaciones que pueden poner en peligro a las personas.

“El problema es que si el volcán llega a tener una actividad de mayor magnitud, esas personas que están ya acostumbradas van a estar en una zona donde no deberían estar o no van a tomar las precauciones que deberían tomar”, recalcó.

El experto recordó que el caso más reciente sobre este tipo de situaciones se vivió en Guatemala con la fuerte explosión del Volcán de Fuego, que dejó al menos 165 muertos.

“El Volcán de Fuego también registraba erupciones diariamente, cada 20 minutos y eventualmente erupciones más grandes donde arrojaba rocas pequeñas y generaba algunas avalanchas. Pero un día esas avalanchas fueron más grandes y llegaron a sectores donde no llegaban y mató a mucha gente. Por eso, acostumbrarse a la actividad volcánica más frecuente y de menor magnitud puede jugar en contra al momento de reaccionar ante una explosión mayor”.

En el caso de lo ocurrido ayer en volcán Chillán, donde se ve a personas esquiando al momento de la explosión, el geólogo explica que “si tuviéramos una explosión muchísimo más grande, donde esa zona pudiese ser afectada, los turistas podrían quedar atrapados por los productos volcánicos, y eso es algo que nos gustaría evitar”.

Agregó que si bien no ha estado en las discusiones con autoridades donde se definen las zonas de exclusión, considera que es algo bastante importante de discutir. 

"Además es importante informar a la población porque muchos de los turistas no conocen realmente sobre la actividad volcánica, cuáles son los peligros y no conocen ni siquiera que ellos van a estar esquiando y visitando una zona que se ha considerado una zona de peligro. Al menos las personas debiesen estar informadas para saber que ellos van a tomar el riesgo al momento de visitar esa zona”.

Explosión mayor

Según explicó el experto, en caso de que el Observatorio Volcanológico detecte alguna anomalía en el macizo ñublensino, que pudiese dar indicios de una actividad mayor,  se informará a Onemi y a las autoridades correspondientes quienes decretarán una evacuación, esto solo si es que “es posible detectar este aumento de actividad”.

“Tendría que existir la detección del observatorio de que va a ocurrir una erupción mayor, si es que es posible detectarla, porque existen caso también en que estas explosiones no son claramente detectables, o pueden ocurrir muy rápido después de que comienza a subir las sismicidad o se ve algún tipo de gasificación mayor, como lo que pasó con el volcán Calbuco, que tuvo una erupción sin muchos precursores”, sentenció Palma.

Comentarios