ERD: en octubre finaliza segunda etapa de estudio

Por: Isabel Charlin Fotografía: Mauricio Ulloa 09:15 PM 2018-08-07

Definir los “énfasis” fue el objetivo de la primera reunión entre la Delegación Presidencial para la Instalación de la Región de Ñuble y representantes de la Universidad Austral (UACh), entidad que se adjudicó la segunda etapa del estudio de línea base para la futura Estrategia Regional de Desarrollo (ERD). La cita se produce previo a la firma del contrato, que debiera ocurrir durante agosto. Desde ese momento, el Centro de Educación Continua de la casa de estudios tendrá solo 60 días para entregar los lineamientos que servirán de sustento para la carta de navegación del nuevo territorio, por lo que se espera que este informe esté a disposición del futuro intendente y el CORE de Ñuble en octubre.

“Ñuble necesita levantar el vuelo, necesitamos soñar en grande, y esta ERD debe reconocer nuestras potencialidades y oportunidades, y marcar un camino concreto hacia nuestro desarrollo. Debemos identificar bien las oportunidades que tenemos como región”, sostuvo el delegado presidencial, Martín Arrau, quien adelantó que la tercera etapa y final de esta ERD (la primera fue el informe diagnóstico de Flacso, y la segunda la que realizará la U. Austral), que ofrecerá medidas y metas concretas, será encargada por el futuro intendente y Consejo Regional “en un plazo breve, esperamos que sea solo unos meses después del 6 de septiembre”, dijo.

La reunión de este martes sirvió para encaminar la metodología a utilizar, que incluirá la participación de grupos de interés gremiales, sociales y territoriales, al tiempo que se utilizarán como insumos los talleres realizados por la delegación y los encuentros provinciales organizados durante la primera etapa del proceso de instalación.

Identificar problemas

Luis Lira, jefe técnico del proyecto de la UACh, liderará un equipo de cinco profesionales, quienes viajarán con regularidad a Chillán para trabajar con los asesores de la delegación presidencial. El investigador tiene una vasta experiencia nacional e internacional en planificación y elaboración de estrategias regionales en zonas como Antofagasta y La Araucanía.

“Estamos aquí para identificar problemas, que son multidimensionales y rompen las áreas temáticas, poniendo énfasis en la localización. Desde mi punto de vista, en las regiones el trabajo no se hace bien, se realiza una muy bonita lista, frases rimbombantes, como ‘seremos centro del turismo mundial’, y esto va por otro lado. La idea es identificar y entregar un conjunto de problemas localizados, definidos, actualizados y relacionados con sus actores, para lo cual ya existe un relato elaborado por Flacso, y otros documentos previos”, sostuvo Lira.

Agregó que se le entregarán al delegado Arrau tres minutas, “insumos para la ERD, basándonos en esta lógica de identificación de problemas que se transforman en soluciones y que no son una visión de ‘vocación’, sino de futuro”, recalcó.

Metodología

El equipo de la UACh partirá elaborando fichas para caracterizar los problemas. Luego, a ese listado se le aplicará un análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (FODA) para identificar desafíos y limitaciones. Estos insumos se agruparán posteriormente en áreas de gestión, como por ejemplo, cohesión e identidad regional, conectividad, etc.

“No será el traslado de un problema a la ficha de un área predefinida”, recalcó, reconociendo que “En estos tiempos, hablar de vocación productiva es algo que no resiste análisis. El año 2025, este país habrá cambiado mucho, estamos ad portas de la cuarta revolución industrial, y el Ministerio de Economía, que siempre ha sido bastante lento, tiene hoy un encargado del conocimiento. Las tecnologías avanzan y está envejeciendo la población, mi idea es que el futuro no es uno ni único, es tendencial, pero hay que tomar definiciones audaces para una decisión que rompa lo tendencial, si es que no es de nuestro agrado”, acotó.

Para la entrega del primer informe el equipo de la UACh tiene 25 días de plazo desde la firma del contrato; para el segundo, 45 días desde el día 1, es decir, 20 días.

“Son tiempos muy cortos, pero estamos preparados, así lo contemplamos en nuestra propuesta”, sostuvo Luis Lira.

Comentarios