La misteriosa autora de la escultura a Gabriela Mistral

Por: Carolina Marcos Fotografía: Osvaldo Pantoja y Argentina Echevería 09:40 PM 2018-08-04

Relacionado

1959 año en que fue inaugurada la escultura de Mistral, la última obra que Flor Pantoja desarrolló en la ciudad. 

Desde que se conoció la existencia de la escultura que simula a Gabriela Mistral portando en sus manos un ramillete de niños, varias son las versiones que han aparecido respecto de su autora, Flor Pantoja. Una de las que cobra más fuerza es la desidia de esta ciudad por su obra, la que la habría hecho tomar la drástica decisión de abandonar Chillán para siempre. 

La escultura estuvo unos años en las afueras de la ex Casa de la Cultura, hoy Centro de Extensión UBB. Desde ahí pasó a formar parte del patio de la Escuela La Estancia hasta que un grupo de amantes del patrimonio a través del sitio Chillán Antiguo dio con ella y encendió las alertas. La escultura fue trasladada el año 2013 hasta el taller del escultor y restaurador Sebastián Flores y tras años de olvido, está lista para ser trasladada hasta la Escuela Gabriela Mistral.

Pero de Flor Pantoja poco se supo después. Gracias a los datos aportados por su sobrino, Osvaldo Espinosa Pantoja, Flor nació en Quirihue el 4 de octubre de 1904 y falleció el 2 de abril del 2003 a la edad de 98 años. “Se llamaba Flor María Pantoja Roa. Estudió en Quirihue y luego en la Escuela Normal Abelardo Núñez de Concepción. Sus primeros trabajos como profesora los realizó en escuelas rurales del sector donde nació y en 1937 se casó con Héctor Saavedra, con quien tuvo tres hijos”, enumera.

Según Osvaldo, en 1944 comenzó a estudiar Dibujo en el Grupo Escolar de Chillán y tres años más tarde comenzó como docente de Dibujo y Escultura en la recién formada Escuela Artística en la época de Gumercindo Oyarzo. 

“Con el tiempo hizo cursos de verano en la Universidad de Chile y en el Bellas Artes de Santiago. En Chillán no solo dejó la escultura dedicada a Gabriela Mistral (inaugurada el 7 de noviembre de 1959), sino que también el busto de Martín Ruiz de Gamboa que se encuentra en el frontis de la Municipalidad de Chillán (inaugurado el 26 de junio de 1959), el busto a José Manuel Balmaceda en la Escuela Técnica de Chillán (inaugurado el 15 de abril de 1957) y el busto a Bernardo O’Higgins que se encuentra en el Liceo Narciso Tondreau de la ciudad, el que fue inaugurado el 13 de agosto de 1955”, precisa ratificando que la obra a la poetisa fue lo último que realizó en la ciudad.

Legión Femenina

La profesora María Argentina Echeverría fue parte de la Legión Femenina de América, grupo que a finales de la década de los cincuenta le pidió a Flor Pantoja (socia por esos años) la elaboración de la escultura. “Ella accedió y fue así como en 1959 estuvo lista para ser inaugurada. Se hizo un acto con todas las escuelas de Chillán y las autoridades de la época. No es efectivo que la escultura no tuvo un acto de inauguración”, advierte. 

María Argentina revela que los años que siguieron, las personas que pasaban por el lugar comenzaron a estropear la obra de Flor. “Rompieron las cabezas de los niños. Esa fue una apuesta de la artista, pero no fue bien comprendida por la ciudad. Cuando ya estaba bastante estropeada, le pedí a la Legión que me la entregara para llevarla a mi Escuela La Estancia, por lo que tampoco estuvo abandonada en alguna bodega municipal”, dice. 

A mediados de la década de los sesenta, Flor Pantoja estuvo dispuesta a viajar desde Santiago para encabezar la restauración de la pieza. “La pusimos en alto frente a la entrada de la escuela. Flor vino y la restauró y quedó en excelentes condiciones. Nosotros plantamos rosas alrededor y para cada natalicio de la poetisa, hacíamos una celebración con los alumnos”, recuerda. 

Con el paso de los años la Escuela La Estancia cerró sus puertas y la escultura quedó ahí. “Ahora estamos contentas porque la restauraron y volverá a estar en una Escuela con niños que la puedan admirar”, añade.

Comentarios