“No voy a hacer milagros en dos años”, dice nuevo Presidente de Brasil

Por: Agencias 09:00 PM 2016-05-13

“No voy a hacer milagros en dos años”: con esta frase, el flamante Presidente interino de Brasil, Michel Temer, mostró este viernes su voluntad de permanecer en el poder hasta fines de 2018, cuando termina el mandato de la suspendida Dilma Rousseff.


“Estoy acostumbrado a la presión, a situaciones difíciles, a las crisis. Trabajaré de domingo a domingo, de día y de noche, para cumplir las expectativas del pueblo brasileño”, dijo Temer en su primera entrevista tras asumir, con la revista Epoca.


Pero el juicio político a Rousseff, suspendida del poder por el Senado durante hasta 180 días, ni siquiera ha comenzado aún.


No obstante, su retorno a la jefatura de Estado parece poco probable, ya que 55 senadores votaron el jueves por someterla a un procedimiento de destitución por maquillaje de las cuentas públicas, un voto más del necesario para destituirla de manera definitiva (dos tercios de los 81 senadores).


El gobierno interino de Michel Temer anunció en su primer día de funciones un “cambio de rumbo” para combatir “la peor crisis económica en la historia de Brasil”, y trazó una meta difícil de cumplir: un Estado sin corrupción.


“Vamos a cortar gastos, privilegios de quienes no los precisan”, anunció a periodistas el flamante ministro de Economía, Henrique Meirelles, un ortodoxo que fue bien recibido por los mercados tras meses de inestabilidad política y económica y sorprendentes giros de telenovela.


“Tenemos que controlar el crecimiento de los gastos” para frenar el aumento de la deuda pública y “comenzar a decir la verdad”, dijo Meirelles, que presidió el Banco Central de Brasil en los ocho años del gobierno de Lula (2003-2010).

Comentarios