Astorga se juega su continuidad en Ñublense

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 08:25 PM 2018-08-04

“Confío en que voy a revertir esta situación. Si los jugadores no confiaran ni creyeran en mí, hubiese renunciado, pero no voy a renunciar porque sé que vamos a sacar esto adelante”, reflexiona el técnico de Ñublense, Emiliano Astorga, en vísperas del trascendental duelo frente a Magallanes, en el que a las 15 horas de este sábado se juega su continuidad en la banca del club chillanejo.

Tras cinco derrotas consecutivas como visitante y un pobre nivel futbolístico, el equipo  marcha en el noveno lugar y está fuera de la zona de liguilla por el ascenso.

A pesar que el experimentado, pero resistido entrenador, al que la hinchada le pidió que se fuera el pasado domingo cuando cayó en casa por 2-0 frente a Santiago Morning, aclaró que “nadie de la dirigencia me dio un ultimátum”, en la interna dirigencial asumen que una nueva derrota hoy en San Bernardo gatillará la salida de Astorga.

Apuntan que sería la mejor decisión para “descomprimir el ambiente” y remecer a un plantel que perdió la convicción y credibilidad en el planteamiento táctico del entrenador.

De hecho la semana pasada, los referentes le pidieron que “soltara” un poco más al equipo para jugar con protagonismo.

Con esta presión a cuestas el equipo de los “diablos rojos”  visita al elenco de Magallanes que lidera el atacante mundialista Sebastián “Loco” Abreu y el exseleccionado nacional, Mark González.

En el plantel chillanejo existe la certeza de que este sábado saldrán victoriosos para iniciar el repunte definitivo y salvar de la hoguera a Emiliano Astorga.

Mea culpa

“Llegó la hora de que todos saquemos esto adelante. Hay que reaccionar, ya no basta estar hablando que ahora sí, que estamos unidos, hay que demostrarlo en la cancha. Yo confío en que vamos a salir de este momento”, argumenta Sebastián Varas, quien comandará el ataque tras superar un desgarro. 

Emiliano Astorga remeció su pizarra e introdujo cinco cambios. Además del retorno del goleador histórico, en defensa vuelve Hugo Bascuñán. David Tapia jugará como lateral derecho y Juan Pablo Andrade se abrirá como lateral izquierdo. En la zona media  podría asomar el argentino Federico Mateos y al arco retorna Sebastián Contreras.

“El grupo está más unido que nunca. Está espectacular. No está dividido, independiente de las cosas que se digan. Nosotros estamos muy unidos y lo único que pensamos es en ganar este sábado (hoy). Claro que tenemos la obligación de ganar para volver a meternos arriba en la tabla otra vez. Confío mucho en este grupo y me acuesto soñando con que vamos a ser campeones o vamos a subir en la liguilla”, reflexiona optimista el capitán Emiliano Pedreira.

El conjunto de los “diablos rojos” marcha noveno con 22 puntos, a tres unidades del último equipo que está clasificando a la liguilla, mientras Magallanes quiere trepar en la tabla para acercarse a la zona de vanguardia, pues está en el puesto 13 con 18 puntos.

Exactamente hace un año, el 5 de agosto del 2017, Ñublense rescató un empate sin goles con Magallanes en San Bernardo. Mañana el equipo de Astorga necesita con urgencia ganar el partido para salir de una crisis que puede dejar un damnificado.

Comentarios