Bingos, inversión exterior y corbatas

Por: Elías Karmach Sánchez 2018-08-02

Elías Karmach Sánchez

Contador Auditor de la Universidad de Concepción.   
Magister en Educación Superior de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.
Diplomado en Pedagogía Universtaria. Área de Especialización: Gestión de Control.

Desde tiempos inmemoriales, la humanidad ha evolucionado en distintos ámbitos adaptándose a los cambios, buscando perfeccionarse producto de las facultades de las cuales ha sido dotada, a diferencia de otros seres vivientes. Dichas facultades obedecen, entre otras, a la conciencia, ese “darse cuenta”, que es la facultad central de nuestro ser. Estrechamente relacionada con la conciencia y el pensamiento está la inteligencia, esa capacidad necesaria para descubrir la relación de las cosas, para ver más allá de lo aparente. Por medio de ella o, mejor dicho, de la conciencia aplicada al pensamiento, llegamos a conocer la verdadera naturaleza de lo que nos rodea y de las cosas que son apreciadas por nuestros sentidos.

Finalmente, es la razón la que consolida lo anterior y manifiesta nuestro accionar. En el ámbito colectivo, esa manifestación se consagra en el tiempo con la generación de entidades representativas de las sociedades, desde dinastías pasando por imperios, monarquías hasta llegar al concepto de Estado que conocemos.

En este sentido, es el Estado el que  tiene la obligación del financiamiento de la educación pública, con énfasis en los principios de la Ley N° 20.845 de Inclusión Escolar que regula la admisión de los y las estudiantes, elimina el financiamiento compartido y prohíbe el lucro en establecimientos educacionales que reciben aportes del Estado, y no formas distintas de obtención de recursos que mencionara el jefe de la cartera de Educación.

Respecto de la inversión extranjera, el ministro de Economía planteó trasladar parte de las inversiones nacionales fuera de la nación. Si bien se entiende que esto deriva en la diversificación de los recursos pues, parte de nuestros fondos de pensiones están invertidos ahí (lo queramos o no),  genera la percepción de no invertir en el país, cuando se pregonaba para esta administración fomentar la inversión y el trabajo.

Creo que la pregunta sería ¿por qué no se negociaron mejor los precios del azúcar en el exterior y así evitar el cierre de planta Iansa en Linares? ¿A qué se debió el fin de las operaciones de la planta de construcción de contenedores Maersk en San Antonio?

Finalmente, en el tenor de la evolución aludida con anterioridad, sumado a la teoría evolutiva que remonta nuestra existencia a 4 millones de años, es menester resaltar las capacidades humanas por la experiencia, el estudio y el perfeccionamiento constante más que usar corbata a un abogado, doctor en Derecho y magíster en Filosofía cuando asiste gratis como invitado a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados en la que expuso por la ley que declara inhábiles a exuniformados de participar en contratos con las FF.AA.

Con todo, y sobre la base de nuestra institucionalidad republicana, esperemos que en el presupuesto nacional que se debatirá a partir de octubre, nuestras autoridades, amparadas en las necesidades de la ciudadanía, dirijan a conciencia y con justa razón los recursos necesarios en educación, fomento productivo y capacitación por el bien común de nuestra sociedad.

Comentarios