Cobquecura se asocia con enoturismo del Itata

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:25 PM 2018-08-02

Su tercera gira comercial “diseño de experiencias” realizaron los empresarios integrantes del nodo turístico “Cobquecura encanta”, el que consistió en un recorrido por el Valle del Itata, simulando la experiencia del turista, y que incluyó visitas a productores de vinos y licores de Guarilihue y Quillón.

El nodo es un proyecto que partió en 2017, financiado por Corfo y el Programa de Zona de Rezago Valle del Itata y es ejecutado por el tour operador Ñubletour. Está integrado por 13 empresarios de los rubros alojamiento, alimentación, actividades recreativas y artesanía.

Según explicó Valeria Sotelo, gerenta de Ñubletour y del nodo, la gira tuvo un doble objetivo: por un lado, “que los empresarios conocieran el Valle del Itata bajo una mirada de turistas, con todos los servicios incluidos: guía de turismo, transporte, alimentación, charlas y degustaciones”. 

La jornada, desarrollada el martes, incluyó una visita a la viña “A los Bravos”, en Cobquecura; un recorrido por la ruta costera, con detenciones en la cueva Santa Rita y en Monte Zorro, para continuar hasta Guarilihue bordeando el río Itata. Ahí conocieron el complejo Villa Taly, donde fueron recibidos por su dueña, Consuelo Pérez, quien ofició de anfitriona en las visitas a las viñas Mora Reyes y Moscin.

Sotelo comentó que “varios de ellos no conocían el acceso por el borde costero, con un camino de tierra en buenas condiciones con paisajes muy pintorescos y típicos del campo chileno”, quien añadió que “la idea es que a partir de esta gira ellos puedan tener un discurso con base, pudiendo recomendar a los turistas estos lugares”.

Pérez, quien además es presidenta del Comité de Desarrollo del Valle de Guarilihue (sucesor del nodo enoturístico de dicha localidad, que está integrado por 18 empresarios), calificó como muy positiva la iniciativa de vinculación con sus pares de la costa e hizo hincapié en el objetivo de darse a conocer como polo enoturístico, luego de mucho tiempo “invisibilizados”.

En ese sentido, la empresaria planteó que si se considera que el Valle del Itata es un lugar único en Chile, “es lógico que sus vinos sean conocidos primero en nuestra región”.

Luego, en Quillón, la delegación visitó el restorán Don Ginito, realizaron un paseo en catamarán por la laguna Avendaño y concluyeron la jornada en la viña Lomas de Quillón.

El segundo objetivo, detalló Sotelo, “era que nuestros empresarios dueños de restaurantes y alojamientos pudiesen hacer convenios comerciales con las viñas visitadas”. De hecho, firmaron cuatro y adquirieron un centenar de botellas para incluir vinos y licores artesanales en su oferta.

Emilio Becker, productor de cervezas de Buchupureo (Cervecería de mi Amigo), destacó el formato de la gira y enfatizó en la importancia del trabajo colaborativo entre los destinos turísticos, como una forma de generar sinergias, diversificando la oferta de experiencias para el turista, e incrementando la permanencia de los visitantes. “Tenemos ofertas complementarias con el Valle del Itata, así como también con la zona cordillerana, entonces debemos ser capaces de generar estas alianzas con los empresarios y así potenciarnos”.

Becker ejemplificó que “la idea es que cuando un turista entre a un restorán de Buchupureo o de Cobquecura pueda probar los vinos del Itata y que nosotros podamos recomendarle que visite la zona, y que viaje a conocer la viña donde se elaboró ese vino, por eso era importante que los empresarios se conocieran y que supieran de primera fuente lo que van a recomendar”.

Desafíos

Arturo Andrade, dueño del Hotel Los Maquis, de Buchupureo, y representante del nodo, evaluó positivamente el acercamiento entre los nodos, “cooperando con conocimiento y la venta de productos”, sin embargo, planteó que “para que esto funcione tiene que haber más nodos, más gente involucrada”.

Andrade precisó que así como Cobquecura tiene el desafío de mejorar la señalética y desarrollar una conciencia turística, en el caso de Guarilihue “es necesario que trabaje más cercano al municipio y también debe mejorar su señalética, tienen letreros comerciales, pero no una señalética turística. Es difícil encontrar una viña a menos que te vayan a buscar”.

El empresario subrayó que “Guarilihue tiene que trabajar muchísimo con el municipio para presentarse como producto para la venta” y anunció que pretende abrir una tienda de vinos del Itata en Buchupureo.

Comentarios