Ñuble perdió más de 6.500 empleos netos en 12 meses

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:50 PM 2018-08-01

Sigue preocupando el aumento del desempleo en Ñuble, que en el trimestre abril-junio registró una tasa de 8,6%, la segunda más alta del país, después de Atacama. Este guarismo representa un aumento de 1,1 puntos respecto de igual periodo del año pasado, y es 1,5 puntos superior a lo registrado en el trimestre marzo-mayo, según informó ayer el INE.

Esto coincide con el alza registrada por el desempleo a nivel nacional, que llegó a 7,2%.

En la intercomuna Chillán-Chillán Viejo, en tanto, la tasa alcanzó un 10,1%, ubicándola como la cuarta ciudad con mayor desocupación en el país. Esto es 1,8 puntos más que en abril-junio de 2017 y 0,1 punto menos que en marzo-mayo de 2018.

Y si bien la estacionalidad permite explicar que en estos meses la desocupación aumente, debido al peso del sector agrícola -concentra el 21% de los ocupados de Ñuble-, no es capaz de explicar por qué el desempleo es más alto que hace 12 meses.

Esta vez, la fuerza de trabajo disminuyó, por lo que no se le puede atribuir la mayor cesantía. En efecto, en la comparación interanual se observa que descendió 2%, con 4.560 personas menos que hace un año, quienes dejaron de buscar un empleo, probablemente por las menores expectativas que existen ahora de encontrar uno.

Según el analista del Observatorio Laboral Ñuble, Héctor Garrido, “las elevadas tasas de desempleo de la zona contribuyen a generar la percepción de que encontrar un empleo es más difícil, lo que naturalmente tiene un efecto. Así también, aquellos individuos que llevan mucho tiempo buscando empleo sin éxito terminan por retirarse de la fuerza de trabajo y pasan a la inactividad”.

Menos empleos
Según el informe, en la comparación interanual se perdieron 6.570 empleos netos. Los sectores que anotaron las mayores disminuciones fueron administración pública, por la salida de 4.030 personas (28,9%); agricultura, por el retiro de 3.080 personas (7,5%); y hogares como empleadores, que registró 2.120 trabajadores menos (21,0%).

“Hemos observado una merma importante en el sector turismo, así también existe una menor demanda por mano de obra en el sector agrícola, inclusive al tener en cuenta la estacionalidad. Este último sector, sin embargo, ha mostrado buenas cifras de comercio internacional, al menos. Por lo que como equipo estamos trabajando para entender qué cambios están ocurriendo en la estructura productiva de dicho sector”, acotó Garrido.

Por otra parte, los sectores que más puestos de trabajo crearon en 12 meses fueron comercio, al incorporar 2.720 personas (7,4%); construcción, que sumó 2.540 (16,2%); y Transporte, con 1.240 (11,9%).

Matriz productiva
Tanto expertos como autoridades coinciden en que la poco diversificada matriz productiva local es una debilidad del mercado laboral, por lo que plantean que la diversificación es un desafío. 

Renato Segura, director del CER Regional, sostiene que “la Región de Ñuble tiene una particularidad y es que es la que concentra una mayor población que vive en zonas rurales, por lo tanto, la matriz productiva está muy ligada con la suerte del sector agrícola”, y agregó que es precisamente esta industria la que ha enfrentado problemas “durante los últimos cuatro años, donde la actividad ha estado en crisis”.

Segura dijo que la falta de nuevas inversiones en otras industrias y sectores productivos, impediría el despegue económico y el aumento de la ocupación.

Comentarios