Vocero nacional de los laicos pide a Pellegrin judicializar denuncias

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Agencia UNO 02:10 PM 2018-07-31

El vocero de la Asociación Laica de Chile, Juan Carlos Claret, quien estará este jueves en Chillán, se refirió a la confirmación de "verosimilitud" de la acusación por abusos sexuales a menores cometidas por el cura Ricardo Toro, entre 1983 y 1984 en Ñuble, asegurando que el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, quien ordenó la investigación contra este religioso, "debe dar un paso adelante y entregar el caso al Ministerio Público".

El obispado local, a través de un comunicado de prensa, explicó que el cura Toro, quien ya tenía una condena eclesiástica por delitos similares, fue separado de toda función y ministerio, enviando además todos los antecedentes al Vaticano.

Sin embargo, Claret dijo que "en la Iglesia ya no pueden seguir con ese discurso de que la denuncia en la Fiscalía es un derecjho de las víctimas, porque acá estamos hablando de menores de edad, y ellos son los garantes de los niños que tienen a su custodia".

El dirigente agregó que "el obispo Pellegrin tiene una gran oportunidad de ratificar sus compromisos públicos de transparencia y justicia, entregando los antecedentes del caso Toro a la Fiscalía, para que estos abusos sean investigados por una entidad objetiva e imparcial, así además estaría dando el ejemplo a otros obispos del país para abrirse a la justicia civil antes que esto sea una orden del Vaticano".

Cabe recordar que Juan Carlos Claret es también uno de los líderes de la agrupación Laicos de Osorno, que inició los cuestionamientos al rol de encubridor del obispo de esa localidad, Juan Barros, respecto a los delitos de abuso sexual cometidos por el cura Fernando Karadima, durante la década de los '80 y '90 en la parroquia El Bosque, en la región Metropolitana.

Comentarios