Llegada de turistas cae un 40%: culpan a situación del Volcán Chillán

Por: Cristóbal Vaccaro | Matías Lagos 11:55 AM 2018-07-30

Concluyen las vacaciones de invierno y con ello uno de los períodos fuertes del turismo invernal que se desarrolla en el sector cordillerano de la región de Ñuble, que este año tuvo un carácter negativo para los empresarios turísticos de la zona cordillerana

Bajas que oscilan entre un 20% y hasta un 40% registraron los propietarios de las empresas del sector, quienes no sacan las mejores cuentas tras el término del período de vacaciones de invierno.

La poca nieve caída durante las últimas semanas y la situación del complejo volcánico Nevados de Chillán, serían las principales causas del descenso registrado durante el mes de julio de 2018, en comparación con el mismo período del año anterior.

Lucien Chasim-Trubert, de turismo Blanche-Neige, explicó que fueron estos dos factores los que precisamente determinaron la caída de las visitas.

“Uno es que realmente estamos con muy poca nieve, sólo en las altas cumbres y, lo otro, es como le han dado al tema del volcán Chillán, que sale casi todos los días”, dijo Trubert.

Por ello, detalló que, a su juicio, los más afectados han sido los restaurantes y luego la renta de cabañas.

“Yo creo que ha bajado fácil un 20% (en cabañas) y sobre todo en los restaurantes, donde ha sido un 40%”, enfatizó.

Un diagnóstico similar es el que entregó el gerente general de Nevados de Chillán, Manuel Dinamarca, quien si bien dijo que el centro tuvo una gran afluencia de público, esta se vio mermada por la poca nieve y la Alerta Naranja del volcán.

“No hemos estado con las condiciones que hemos estado acostumbrados en los últimos años, y sobre todo comparado con el año pasado, bajo las condiciones de nieve y la propaganda de algunos medios específicos de Santiago, sobre todo de la alerta del volcán, el centro tuvo gran afluencia de público; 60 a 70 mil visitantes a nivel general”, dijo Dinamarca.

Sin embargo, agregó que “vamos mucho más abajo que el año anterior”.

Si bien aún restan algunas semanas para concluir la temporada alta, a juicio de todas las partes, los resultados económicos estarían muy lejos de los altos flujos de turistas y financieros vistos en años anteriores.

Comentarios