Chillanejo por adopción ganó "Santiago en 100 palabras"

Por: Susana Núñez Fotografía: Facebook 11:30 AM 2018-07-25

La versión 2018 del concurso literario "Santiago en 100 palabas" batió récords históricos, con la presentación de más de 65 mil participantes. Entre ellos, estaba César Rodríguez, quien fue el ganador con el cuento "Dolor o molestia".

Es médico veterinario de la Universidad de Concepción y nació en Talcahuano, pero se siente un hijo adoptivo de Chillán, ya que gran parte de su vida la ha pasado en esta ciudad y en la actualidad sigue conectado a ella por motivos laborales.

"Me siento más chillanejo que santiaguino y chorero", dice el profesional, de 54 años, a LaDiscusión.cl en la entrevista sobre su reconocimiento.

"Dolor o molestia" habla de la migración campo-ciudad, de la vida de un hombre radicado en Santiago, que tuvo una infancia triste y llena de carencias, y que en lo alto de su carrera recibe la mala noticia de que su padre ha fallecido y debe enfrentarse a ese dilema que titula su cuento.

"No es autobiográfico, lo que pasa que cuando uno está en Santiago uno escucha historias de muchas personas que se sienten reflejadas en el cuento. Primero por esta situación de campo-ciudad, y que se ha ido, porque en Chile aún hay mucha desigualdad y la probabilidad de encontrarse con personas que han tenido dificultades en el mundo rural no es poca. Los hombres nos dificulta resolver ciertas contradicciones y este sentimiento de dolor o cierto grado de violencia que pudo haber tenido en la vida, la reacción es ocultarla", explicó César.

El cuento le permitió a adjudicarse un premio de 2 millones de pesos y el honor de que su trabajo sea difundido en diversas plataformas, incluso, ya se realizó un cortometraje inspirado en él que también se encuentra disponible en la página http://www.santiagoen100palabras.cl/2018/.

"Una persona del jurado me dijo que resulté ganador, porque parecía mucho más un cuento que una expresión de un sentimiento. Es una historia y eso marcó una diferencia con el resto que también está reflejado en cortometraje que dura 6 minutos ", expresó el ganador quien tuvo palabras de gratitud a la Corporación Cutural Ñuble 203.

Escribir para César es una especie de válvula de escape que le permite ver la cotidianidad de otro punto de vista, ya que actualmente se encuentra dedicado a impartir consultorías en el ámbito agrícola, por lo que su trabajo, trascurrre entre Santiago y  Chillán.

"Esto me incentiva a seguir escribiendo, ya que esto fue en un momento de excesiva tranquilidad, lo hice por el prestigio que tiene el concurso, lo principal es seguir escribiendo en la lógica de cuento. También he pensado en escribir un libro, pero en la medida que se vaya dando con cierto grado de madurez, en el sentido de poder tener una buena cantidad de estilos, que me dejen contento y tranquilo sobre las reflexiones de la vida, más que buscar una buena crítica", finalizó.

 

Comentarios