El rugbista de Chillán que brilla en Nueva Zelanda

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Gentileza O. CANSECO 10:05 PM 2018-07-22

Con tan solo 17 años,  el rugbista chillanejo Óscar Canseco  Muñoz, está escribiendo su propia historia en Nueva Zelanda y viviendo un sueño del que no quiere despertar.

El alumno del Colegio Padre Hurtado, hace más de tres meses que reside  en Gisborne, ciudad al noreste del país de Oceanía, merced a una beca de intercambio, cursando el equivalente al cuarto medio chileno en el Tolaga Bay School.

Arrancó jugando en el equipo del colegio neozelandés, pero luego fue nominado al equipo adulto de la ciudad,  el  “Uawa Rugby”, team que representa a la ciudad en el East Coast competition, club con el que disputó un cuadrangular interregional,  siendo elegido en un match como el jugador del partido. Incluso el diario local, The Gisborne Herald, destacó en una de sus crónicas su nivel de juego y desempeño.

Hace algunas semanas, Canseco, el chillanejo que brilla en el rugby de Nueva Zelanda, fue enviado por su colegio a un concentrado de entrenamiento por tres días a Hamilton, donde quedó seleccionado como scrumhalf de una de las dos zonas de la Isla Norte en menores de 18. 

Por lo que jugó en representación de su zona a Cristchurch, contra las otras tres zonas de Nueva Zelanda (Dos de la Isla Norte y dos de la Isla Sur) y fue seleccionado en uno de los combinados, confirmando todo su potencial en un país potencia del deporte de la ovalada.

Su desempeño en el país de los All Black despierta orgullo y admiración entre los rugbistas chillanejos, y especialmente, en su padre, del mismo nombre, quien ha sido uno de los impulsores del rugby en Chillán.

Desde Nueva Zelanda, el medio scrum del “Uawa Rugby”, dialogó con La Discusión para contar cómo logró sobresalir en el competitivo rugby neozelandés, mezclando técnica con garra, pero esencialmente, con la pasión que le inculcó su padre por el deporte de la ovalada.

-¿Cómo se dio la oportunidad de llegar a Nueva Zelanda para estudiar y jugar rugby?

-La verdad todo esto es un sueño que gracias a mi familia se está haciendo realidad, de otra manera hubiese sido muy difícil, si es que no, imposible. Cuando empecé  en el rugby a los 5 años con mi papá como primer entrenador, el sueño al igual que todos es llegar a ser como un all black (seleccionado de NZ). Jugué toda mi vida en el colegio Padre Hurtado de Chillán, en el cual tuve grandes entrenadores como Fernando Vega y Pedro Morales, y siempre como base a mi papá. Cuando empecé a cachar que me quedaba poco para salir del colegio, empecé a buscar posibilidades de intercambio estudiantil, siempre enfocado en el rugby. Así es como postule y me aceptaron acá en NZ.

-¿Cómo lograste brillar en tus participaciones como rugbista en un medio altamente competitivo?

- Llegué en febrero  a la isla un poco asustado la verdad, porque sabía que el nivel acá sería muy superior, pero nunca imaginé las posibilidades que me daría. Partí jugando la temporada con los adultos de mi club (Uawa Rugby) y hace un par de meses me llevaron a una preselección regional de menores de 18.

-Te nombraron capitán en un partido

- Quedé en el equipo de una de las cuatro regiones de Nueva Zelanda y durante toda una semana tuvimos lo importante. Un cuadrangular en el que jugamos contra las otras tres regiones del país (un partido al día, una exigencia máxima). Ahí me asombré cuando en el segundo partido me nombraron capitán y yo decía todo el rato “algo no está  bien”. El tercer partido lamentablemente me lesioné y pensé que eso era todo. Ese mismo día dieron los equipos de las dos islas (yo estando lesionado me nombraron igual). Al otro día fue ese partido entre islas y tuve que verlo desde la banca aguantándome las ganas a más no poder. En la tarde llegó el momento de nombrar los NZ Barbarians AS U-18, que sin duda, es el logro más grande que he alcanzado en cualquier ámbito. 

-¿ Tras este gran logro en Nueva Zelanda, qué meta te pones?

-Ahora queda disfrutar el momento, lo que me queda acá, y como meta principal hacer crecer el rugby y usarlo como una herramienta para el desarrollo de los niños en Chile, para mi lejos lo mejor que me ha pasado.

-¿Cuál es tu gran ídolo en el nombre del rugby?

-No sé si tengo un gran ídolo dentro del rugby, pero si quiero llegar a ser como alguien sería como mi papá. Ahora, uno siempre tiene muchos jugadores favoritos o quizás alguien que para ti fue el mejor de la historia. Y en este momento sería Aaron Smith el actual 9 de los All Blacks.

Comentarios