No quiere volver con las manos vacías

Por: Rodrigo Oses Fotografía: AGENCIA UNO 10:00 PM 2018-07-20

Ñublense apostará a poblar el mediocampo para evitar la dinámica del local y explotar el contraataque.

“A pesar de las bajas, el plantel se ha visto bien, con ganas, ojalá podamos traer un resultado positivo de Coquimbo”, reflexiona Emiliano Astorga, tratando de bajarle el perfil a las cinco bajas que tiene en su formación titular, para enfrentar esta tarde (18 horas), a Coquimbo Unido, en la primera fecha de la segunda rueda de la Primera.

Los diablos rojos llegan diezmados al choque con el sublíder de la B por lo que el duelo de  este sábado será una prueba de fuego para medir el real nivel del plantel y de los refuerzos que arribaron a potenciar el contingente.

Astorga lamenta las bajas de los zagueros centrales Hugo Bascuñán y Diego Opazo, del volante mixto Roberto Reyes, el armador Emanuel Croce y el goleador histórico Sebastián Varas.

Por eso tuvo que echar mano a la banca de suplentes e incluso a uno de los tres refuerzos, el argentino Federico Mateos, quien reemplazará a Croce, mientras que el centrodelantero Alejandro Fiorina, que lleva menos de una semana entrenando, fue incorporado a la citación debido a las ausencias obligadas.

“Alejandro es un jugador que cuando sume minutos nos servirá mucho porque conoce el puesto, pivotea bien y tiene juego aéreo”, recalca Astorga.

El debutante, Federico Mateos, confía en sus capacidades para darle juego a Ñublense en la zona media.

“Lo mío pasa más por buscar el pase habilitador, me he entendido bien con mis compañeros y espero ser un aporte para traernos un resultado positivo de Coquimbo”, reflexiona el trasandino.

En tanto, el delantero y canterano Cristián Bustamante, quien tendrá la difícil misión de reemplazar a Varas, confía en su sello.

“Yo respeto mucho a Varas, es el goleador histórico y uno aprende mucho de él, pero espero también aportar con mi estilo y ojalá con goles. Federico Mateos ha hecho buenos entrenamientos y le gusta habilitar, más la salida que nos pueden dar Pozo y Tapia, creo que podamos hacerles daño”, recalca.

“Contento volver, pero cuando un compañero se lesiona, el equipo se resiente, Coquimbo Unido tiene una delantera potente, ya lo demostró en Chillán, por eso debemos estar muy atentos”, reflexiona el zaguero trasandino y capitán, Emiliano Pedreira, quien vuelve al equipo titular tras perderse por lesión la recta final de la primera rueda del campeonato.

El plantel diablo, que viajó la noche del jueves a la Cuarta Región, entrenó ayer por la tarde en La Serena y quedó hospedado en el Hotel Diego de Almagro a la espera del crucial choque con el sublíder.

No gana del 2007

Ñublense marcha cuarto con 22 puntos y enfrenta al sublíder que suma 28 unidades y al que no derrota en la Cuarta Región desde el 2007, cuando lo superó por 1-0 y lo mandó a la Primera B, categoría de la que no sale hace 11 años.

“Sabemos que será un partido duro, ante un rival que tiene jugadores de experiencia, grandes, que saben defenderse, pero nosotros tenemos la confianza de que podemos ganar en casa para pelear arriba”, argumenta, Daniel Retamal, portero de Coquimbo Unido.

El cuadro pirata perdió en las últimas horas a su armador, el argentino Marcos Collao, que fue vendido a Deportes Antofagasta. En su reemplazo jugará el refuerzo, también trasandino, Braian Ferreira.

Comentarios