Buscan reducir brecha en frambueseros orgánicos

Por: La Discusión 09:30 PM 2018-07-21

Representan uno de los cultivos con mayor potencial comercial de Ñuble. Sin embargo, nivel de productores, se exhibe una importante brecha tecnológica. 

Es por ello, que el INIA, con el apoyo de la Corfo, crearon el Nodo de Integración Tecnológica para optimizar la gestión de producción y comercialización de frambuesa orgánica. 

El proyecto consideró capacitaciones, talleres y seminarios, el último de los cuales se realizó esta semana bajo el nombre de “Comercialización e innovación en alternativas de producción de frambuesas orgánicas”, que marcó el fin del proyecto.

“Este proyecto nace y se proyecta como desarrollo en respuesta a los planteamientos de los productores, no nació de la inquietud de los centros tecnológicos. El objetivo de estos nodos es articular información técnica, comercial y de mercado, en respuesta a los principales problemas que nos planteaban”, indicó el director regional de INIA, Rodrigo Avilés, quien destacó que la idea es poder continuar en este esfuerzo de trabajo conjunto a través de nuevas propuestas. 

Carolina Sánchez, ingeniero agrónomo de INIA que trabajó con los agricultores, destacó que los beneficiarios productores, de Pinto, Coihueco y Ñiquén, son 20 productores que manifestaron su necesidad de hacer frente a sus falencias técnicas.

El primer año se realizó un diagnóstico de los agricultores a través del levantamiento de información, donde se pudo constatar que se trata de un rubro fuertemente atomizado y con un alto número de pequeños productores, que evidenció distintas brechas productivas, donde destacan el origen y tipo de propagación de plantas, alternativas varietales, deficiente manejo agronómico en riego y fertilización, en manejo integrado de malezas, plagas y enfermedades, entre otros. Además, una nula o baja interacción entre productores y la cadena de comercialización, lo que se ve reflejado en un desconocimiento sobre los requerimientos de los países de destino de la fruta, la dinámica de la fijación de precios y los diversos nichos de mercado a los que pudieran acceder, por ejemplo. 

Soluciones 
Para dar respuesta a estos aspectos deficitarios, se realizaron asistencias técnicas individuales y especializadas, con visitas a los agricultores en sus predios para abordar las distintas necesidades; también se realizaron talleres presenciales y seminarios, una gira técnica y actividades de difusión.

Durante el segundo año, indicó Carolina Sánchez, se puso énfasis en la articulación de la cadena de comercialización y reforzar conocimientos respecto de la norma chilena de agricultura orgánica, así como certificaciones internacionales.

Asociatividad 
Respecto de la asociatividad, el experto en mercado Felipe Rosas, director de RConsulting Group, llamó a los productores a avanzar en esa dirección. “Hoy día necesitan una asociación de frambueseros orgánicos de Ñuble, sería una barbaridad que ustedes no se asociaran. Si se termina el nodo, se termina la plata y cada uno para su casa, hasta ahí no más llegamos. Cuando están asociados, pueden negociar mejor”. 

Comentarios