Recambio de calefactores excluirá artefactos a leña

Por: Nicolás Oses Nicole Contreras Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2018-07-20

El Plan de Descontaminación Ambiental para la intercomuna pretende en 10 años disminuir la saturación por  MP 2,5 en un 59%. 

Esta semana el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) anunció que el Programa de Recambio de Calefactores contemplado en el Plan de Descontaminación Ambiental, no permitirá optar a los usuarios por artefactos que consuman leña, centrando los subsidios en estufas que funcionen con gas, parafina y pellet. 

“Un recambio de los sistemas de calefacción, de lo que nosotros recomendamos es que sean por cualquier cosa que no sea leña, porque si seguimos haciendo recambio de leña por leña, la verdad es que no vamos a tener resultados significativos”, afirmó a Radio Bío Bío, Marcelo Fernández,  jefe de la División de Calidad del Aire del  MMA. 

A pesar de que el MMA confirmó que el lanzamiento del programa en Chillán-Chillán Viejo para este año aún está “en evaluación jurídica”, expertos ambientales analizaron la efectividad de la medida, valorándola positivamente, pero asegurando que es insuficiente para resolver el problema de la contaminación ambiental. Solo en lo que ha transcurrido del mes de julio ya se han decretado 5 emergencias, 4 preemergencias y 2 alertas. 

Paneles fotovoltaicos 

El ex seremi de Medio Ambiente de la Región del  Bío Bío, Richard Vargas, calificó la medida del Gobierno positivamente. 

“Me parece excelente la medida porque la leña es uno de los grandes problemas que tenemos en la zona centro sur de Chile, y si bien es un combustible barato para muchas personas, sin lugar a dudas que está siendo responsable del daño a la salud de miles y miles de chilenos”, enfatizó. 

Sin embargo, Vargas consideró que hay que avanzar más rápido para adaptarse a las nuevas energías y abandonar los combustibles fósiles. 

“La solución debiera encaminarse a los paneles fotovoltaicos con aire acondicionado, no podemos seguir soportando que el mundo siga sufriendo los problemas de salud que trae el material particulado para muchas personas, sobre todo para las más vulnerables que son los niños y los adultos mayores. Chillán, con la muy buena radiación solar que tiene durante gran parte del año, podría aplicar sistemas de paneles fotovoltaicos para la calefacción residencial”. 

En relación al costo de esa alternativa, aseguró que “la inversión es más alta para el Estado, pero de esta forma las familias no pagarían nada. En el costo anual incluso más podrían verse beneficiadas con reducción de los costos de la energía eléctrica en sus hogares”. 

Competir con la leña

Ricardo Barra, decano de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad de Concepción, coincidió con que eliminar el subsidio a las estufas a leña es una buena iniciativa. 

“Cuando ellos dan la posibilidad de que la vieja estufa a leña de la casa, la podamos cambiar por un nuevo tipo de calefacción, están dando una señal, que es que quieren bajar el consumo de leña para reducir la contaminación atmosférica en la ciudad, y eso a mi juicio puede ser una medida correcta”. 

“El gran problema que tiene esta medida son los costos, porque al día de hoy el combustible más barato es y sigue siendo la leña, por eso hay que ir introduciendo al sistema energético otros combustibles que puedan competir con el valor que tiene la leña. De qué manera empezamos a entregarles a la comunidad fuentes de energías más limpias y más baratas, ahí está la gran barrera que tienen todos los planes de descontaminación”, detalló. Una de las alternativas según Barra, sería crear un sistema de “calefacción distrital, que no sea manejado desde la casa, sino desde una unidad central”. 

Cecilia Henríquez, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, calificó como “muy mala” la medida, “porque la gente tiene deseos de hacer el cambio de estufas a leña con calidad registrada, pero eliminarlas del todo no favorece, porque con las otras -gas, pellet, parafina- es difícil mantener los costos”. 

Comentarios