Dispares sueldos presentan delegados ministeriales

Por: Isabel Charlin 08:55 PM 2018-07-18

El 2 de junio fueron nombrados los 18 delegados ministeriales y los encargados de Subdere y Seguridad Pública.

Cuando asumieron, el pasado 2 de junio, los dieciocho delegados ministeriales que representan a las diferentes carteras en la región; y los dos representantes de Subdere y Seguridad Pública; el ministro del Interior resaltó su compromiso y vocación por el servicio público, sobre todo entre aquellos que habían abandonado el sistema privado, donde las rentas son bastante superiores.

Desde ese momento, se supo que durante los tres meses que duraría sus gestión antes de convertirse en seremis, el 6 de septiembre, percibirían una remuneración menor a la de una autoridad, la cual estaría a cargo de cada ministerio o repartición.

Transcurrido el primer mes de trabajo de los delegados, Transparencia ya publicó la mayoría de los sueldos de los delegados correspondientes al mes de junio de 2018. Y los montos no son muy distintos a los de los actuales seremis.

De los veinte personeros presentados por el ministro Chadwick el pasado 2 de junio, diez cuentan ya con sus funciones asignadas en sus respectivos portales. Ocho se encuentran en calidad de funcionarios a honorarios, y dos, a contrata, en tanto la mayoría culmina su labor el 31 de agosto o a inicios de septiembre; y dos, en diciembre.

Quien percibió la mayor remuneración durante junio fue el delegado de Educación, Felipe Rössler (UDI), quien aparece con un sueldo bruto de $4.200.000, por “asesorar en temas legislativos y en la nueva instalación de la Región de Ñuble”. Cabe destacar que Rössler ya era funcionario del Mineduc al momento de ser designado delegado ministerial.

Le siguen Patricio Caamaño (RN), en Medio Ambiente, con $3.600.000; Gustavo Pinto (Ind.-RN), en Energía, con $3.400.000 (quien tiene término de contrato en diciembre); Marta Bravo (UDI), en Salud, quien aparece con su sueldo de médico contralor, no de delegada, correspondiente a $3.132.509, y quien también tiene término de contrato el 31 de diciembre; y Cristóbal Jardúa (UDI), en Transportes, con una remuneración de $3.015.000.

Quienes también aparecen en la nómina de Transparencia ejerciendo labores en la instalación de la región son la delegada de Mujer y Equidad de Género, Bárbara Hennig (Evópoli), quien junto a Marta Bravo son las únicas que se encuentran en calidad de contratas. Si bien Hennig no aparece con sueldo, pues se especifica que se le cancelará en el mes de julio, de acuerdo al grado que se le asigna (5), éste debería bordear los $3 millones.

Yeniffer Ferrada (RN), delegada del Trabajo, obtuvo durante junio según la nómina de Transparencia una remuneración de $2.610.000; en tanto Juan Carlos Molina (RN), de Agricultura, apareció percibiendo un sueldo de $2.500.000.

Bárbara Kopplin (Ind.), jefa de la Unidad Regional de la Subdere, y quien asumió el 23 de abril pasado, percibió según Transparencia $2.250.000 durante junio. Ella tiene contrato hasta el 31 de diciembre de este año.

Por último, el delegado de Seguridad Pública, Alan Ibáñez (UDI), obtuvo durante el pasado mes una remuneración de $2.200.000.

El resto de los delegados no aparece en las nóminas de Transparencia hasta el momento, lo que se puede deber al desfase con que se entrega la información, aunque en algunos casos, como el de Rodrigo Saavedra (RN), delegado de Vivienda, la información remuneracional correspondiente al año 2018 no está en el portal del ministerio; y en el de Roger Cisterna (RN), de Economía, su portal no había actualizado la información del mes de junio.

El caso de Jacqueline Guíñez

Si bien la delegada de Justicia, Jacqueline Guíñez (RN), no aparece en Transparencia del portal del Ministerio de Justicia percibiendo algún tipo de remuneración durante junio; sí muestra una remuneración de $3.787.793 correspondiente a su cargo de jefa del Programa de Mejoramiento Urbano de la

División de Municipalidades de la Subdere, cargo que asumió a principios de mayo pasado, pero que dejó al ser designada, el 2 de junio, como delegada Presidencial.

Según la Subdere, es posible que la información aparecida en el portal de Transparencia no esté completamente actualizada.

LA DISCUSIÓN contactó al Consejo para la Transparencia, y desde su oficina de Comunicaciones explicaron que efectivamente, puede haber desfase, lo que no significa que haya dualidad de sueldos. La última actualización desde Transparencia se efectuó el pasado 17 de julio, por lo tanto, la información publicada por la Subdere se encuentra atrasada.

“Lo que haremos será contactarnos con la gente de Transparencia de la Subdere para que actualicen y corrijan la información”, manifestó el jefe de Comunicaciones del Consejo para la Transparencia, Emilio Espinoza.

Al respecto, la delegada Jacqueline Guíñez sostuvo que sus funciones como representante de Justicia en Ñuble las inició el día 6 de junio, “ya que tenía que dejar cerrado mi proceso en Santiago. Seguramente se trata de un desfase en la información, pues yo no recibí remuneración por mi cargo de jefa del Programa de Mejoramiento Urbano de la Subdere durante junio, solo los días correspondientes que trabajé, hasta el 6”.Guíñez aseguró, además, que realizó el cese de contrato con fecha 2 de junio, válido a partir del día 5 de junio.

“Pese a que estuve poco tiempo, ingresé los primeros días de abril como asesora, y en mayo asumí como jefa; tenía que hacer una pequeña acta de entrega y realizarle una pequeña inducción a mi sucesora. Quizás por esos días de trabajo aparezco en el mes de junio, pero no he recibido ese sueldo completo”, aseguró la delegada, quien confirmó que actualmente recibe una remuneración por su rol en la Región de Ñuble, a cargo de la cartera de Justicia, específicamente, en la seremía de Bío Bío.

Comentarios