“Si se analiza el conjunto de innovación y ciencia,hay un gran rezago"

Por: José Luis Montes Fotografía: Fernando Villa 10:45 PM 2016-05-11

De alto interés resultó la conferencia “Ciencia para el Desarrollo... ¿Qué camino para Chile”,  a cargo de Gonzalo Rivas Gómez, presidente del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo, con que la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción, en conjunto con el Programa de Doctorado y el Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura, dio por inaugurado su año académico ayer en el auditorio Suárez Fanjul.


El master en Economía, que ha sido vicepresidente ejecutivo de Corfo y jefe de la División de Ciencia y Tecnología del BID, fue presentado por el decano de Ingeniería Agrícola José Luis Arumí, quien comentó que en el contexto de que la universidad apuesta al futuro, la participación de Rivas en la inauguración del año académico es un aporte en el sentido de contar con actores relevantes que ayuden a vislumbrar los lineamientos del desarrollo tecnológico  que se quiere dar Chile.


En cerca de una hora, que además se alargó con preguntas, Gonzalo Rivas esbozó los principales desafíos, ventajas y escollos que se vislumbran ahora y para el futuro, en lo que respecta a la investigación enfocada en el desarrollo. Comentó  que al principio se había centrado la investigación en la competitividad, pero que se redefinió por el desarrollo, ya que “es impensable tener la idea que desarrollo es exclusivamente crecimiento de ingreso per cápita. Es por lo menos un balance y una dinámica en que la sustentabilidad ambiental, la inclusión y el crecimiento conviven. Ahora eso plantea un conjunto de desafíos no menores, en primer lugar establece que el desarrollo no es un lugar donde se llega, es un proceso permanente y un fenómeno conflictivo que  tenemos que aprender a procesar. Desarrollo es conflictivo”, señaló en parte de su intervención.


El personero manifestó que existe “un desafío que tiene que ver con el hecho que ni la inclusión, ni la sustentabilidad ambiental, ni el crecimiento, tienen posibilidades efectivas de seguir avanzando de manera significativa  en Chile,  si no hacemos algo radical. Y eso tiene que ver con que toda nuestra estructura de crecimiento se ha basado en explotación de recursos naturales. Es un  modelo extractivo. Eso hoy tiene límites obvios en materia medioambiental y de recursos naturales”.


Agregó: “Es cierto que hay ideas prosperando. Pero si se analiza el conjunto de innovación en Chile y el tema de la ciencia, hay un enorme rezago y hay algunos factores impidiendo que avancemos. Por qué, si todos plantean que es importante,  no invertimos más”, agregó. “Por qué no se pone la billetera donde se ponen las palabras. Yo creo que en nuestra discusión sobre el tema de la ciencia y la innovación, no se ha logrado dialogar con las necesidades reales de la población”.


Rivas comentó que se vive “de los recursos naturales. Vivimos de la agricultura, la minería, la industria forestal, la salmonicultura. Esa es la matriz de Chile. Por tanto es suicida que Chile no tenga una política de sustentabilidad ambiental que le permita cuidar su principal activo. Entenderlo. Contar con un nivel de conocimiento mayor que nos permita entender nuestro ecosistema”.


Explicó que se han definido en el tema de investigación, innovación y desarrollo, tres áreas, que tienen que ver con la minería del cobre, que requiere adaptarse a través de la ciencia a hechos innegables como menor disponibilidad, menor ley del producto, explotaciones mineras que se van trasladando hacia el centro,  donde crean impactos negativos y se necesitan soluciones.


Otro gran tema es el agua, en un ambiente en que el cambio climático es una realidad y donde las sequías son extremas. Incluso mencionó que Chile gasta miles de millones llegando con agua potable a la población a través de camiones aljibes, debido a este fenómeno que la ciencia debe solucionar. Dijo que en el tema de las explotaciones agrícolas, que integran la matriz productiva nacional, hay una huella hídrica mayor, lo que ejemplificó recordando que para la elaboración de una copa de vino se requieren de 120 litros de agua en el proceso.


El tercer tema, donde la comisión que preside está poniendo énfasis, es en la capacidad de reacción frente a fenómenos naturales, que también es un elemento recurrente, no solo en Chile, sino en el mundo, donde estos fenómenos son cada vez más frecuentes.

NECESIDAD DE INVESTIGADORES
Uno de los desafíos que se planteó la comisión es el aumento de los investigadores científicos en el país. En este aspecto dijo que Chile cuenta con 0,7 investigadores de jornada equivalente, en el sentido del tiempo que dedican a esta labor, por cada mil ocupados por jornada, y si se compara con el promedio de los países desarrollados OCDE, en estos se llega a siete en promedio, en tanto que los países más avanzados cuentan con 12. Explicó que en el plan el país se ha propuesto llegar en 10 años a dos, lo que es posible,  y ejemplificó con Turquía, que está llegando a cuatro en 12 años.


Destacó que el papel de los investigadores, entendiéndose por estos a quienes generan y utilizan el conocimiento, no solo en las universidades y centros de investigación, es clave para entender  y aplicar los conocimientos a la actividad productiva.


Uno de las brechas para avanzar en este tema es la disponibilidad y la decisión de invertir recursos. 

Comentarios