Raid enduro hizo rugir la cordillera en Pinto

Por: Sergio Bustos Fotografía: MDR MOTOS 08:25 PM 2018-07-17

29 de septiembre es el día en que Pinto será sede de una fecha oficial del Torneo Enduro Triple Corona. 

Desde Recinto, hasta el Puente Atacalco, y luego hasta el Fundo Santa Inés. Ese fue el incesante recorrido que 200 pilotos chillanejos y provenientes de Chiloé, Talca, Constitución, Santiago, Temuco, transitaron en sus motos, cuadrimotos y “buggies” para llegar a altas cumbres montañosas en una competencia que hizo revivir la camaradería de antaño, y de paso posicionar nuevamente a Ñuble como una ruta obligada de este tipo de competiciones, la cual fue ampliamente aplaudida por los habitantes de la comuna de Pinto, cuyo municipio brindó todo el apoyo logístico y de seguridad que demanda una prueba de estas características. 

De hecho ya se coordinó que para el próximo 29 de septiembre se realice una fecha oficial del Torneo Triple Corona de Enduro en la comuna pinteña, con presencia de 300 pilotos nacionales. 

“Esa será una prueba que contará con el respaldo organizativo de la Municipalidad de Pinto y de la empresa MDR de Chillán. Triple Corona es un torneo enduro que se desarrolla en 10 fechas entre las regiones del Maule, Bío Bío y Ñuble, y esperamos que sea tan exitosa como el Raid Enduro Fundo Santa Inés, del fin de semana pasado, cuyo espíritu fue el compañerismo, solidaridad y camaradería”, comenta el piloto Rodrigo Mundaca, integrante del staff organizador. 
El objetivo del raid fue dejar a un lado las competencias y el ranking, para fortalecer los lazos entre los pilotos, quienes colaboraron codo a codo para lograr que todos llegaran al destino final, en los cerros del Fundo Santa Inés. 

“Fueron muchas horas a bordo de las motos y se apreció una verdadera hermandad que potenció la amistad entre todos los participantes. Hubo un punto de abastecimiento en el límite con la comuna de El Carmen, donde hubo comida y recarga de combustible. Los pilotos más avezados lograron llegar a la meta en cinco horas, mientras que otros tardaron ocho horas. Pero eso no era lo importante, lo relevante fue la participación y el compromiso mostrado por todos los pilotos, que además disfrutaron al término del raid de un asado de cordero al palo, con una vista privilegiada de la cordillera ñublensina. Y eso fue agradecido, porque nos une y nos motiva a desarrollar nuevas rutas que nos congregue en torno al cariño y amor por las motos”, explica Mundaca, junto con agregar que las autoridades comunales y gubernamentales entregaron un respaldo vital en la organización. 

El delegado ministerial de Deporte, Rodrigo Ramírez, acompañó al jefe comunal Manuel Guzmán, quien entregó distinciones y reconocimientos a algunos pilotos. Ello, en el marco de premiar al más longevo de los participantes; al debutante, al más joven, y a las mujeres que se atrevieron a desafiar los caminos montañosos para dar vida a este evento que hizo rugir a la localidad de Recinto y sus alrededores.  

Comentarios